Desde hoy 332.000 personas pueden cambiar el servicio de salud.

A partir de hoy y por segunda vez el gobierno abre el “corralito sanitario” para permitir el pasaje de una institución de salud a otra, siempre que se cumpla con ciertos requisitos.
El trámite se podrá realizar hasta el próximo 27 de febrero y podrán hacerlo los usuarios que tengan siete años o más como socios Disse (actualmente Fonasa) en una institución de salud.

Esta es la segunda vez que la administración del presidente Tabaré Vázquez habilita un período limitado para abrir el “corralito”, que fue instalado durante el gobierno de Jorge Batlle cuando las mutualistas atravesaban severos problemas financieros.

La primera apertura tuvo lugar en febrero de 2009, cuando optaron por otro prestador de salud 18.632 personas de las 228.725 que estaban habilitadas.

Si bien ahora son 332.000 las personas habilitadas a nivel nacional para realizar el cambio (pasivos, activos y enviados de oficio a Salud Pública), según datos del Banco de Previsión Social; desde el Ministerio de Salud Pública (MSP) se estima que el 10% efectivamente optarán por una nueva institución de salud.

Desde el Movimiento Nacional de Usuarios también se coincide con la proyección realizada por las autoridades del MSP, ya que sostienen que en Uruguay “los pacientes tienen un sentido de pertenencia muy fuerte a la institución a la que están afiliados”, indicó a El Observador, Lilián Rodríguez, representante de los usuarios en la Junta Nacional de Salud (Junasa). Sin embargo, desde el Movimiento de Usuarios se realizan algunas recomendaciones sobre los aspectos a tener en cuenta a la hora de considerar cambiar de prestador de salud (ver infografía).

Pese a la existencia del “corralito”, desde abril de 2009 a la fecha, la Junasa autorizó –en promedio– más de 200 solicitudes de cambio de prestador que llegaban mensualmente al organismo, dijo a El Observador el director de la Salud, Jorge Basso.

Esa situación se da luego que el Poder Ejecutivo emitiera un decreto que permite a los usuarios solicitar el cambio frente a tres circunstancias: traslado de departamento; acceso geográfico; o por problemas asistenciales que lleven a perder la confianza en el prestador.