Desempleo fue el más bajo desde que existen registros nacionales.

El año de la peor crisis económica a nivel mundial fue también un año de mínimos históricos en términos de desempleo para Uruguay. La fuerte caída de la desocupación durante el último trimestre permitió cerrar 2009 en los valores más bajos desde que comenzaron a llevarse estadísticas nacionales, en 1986.
Según los datos difundidos ayer por el Instituto Nacional de Estadística (INE), en el último cuarto de 2009 el desempleo se ubicó en 6,56% de la población económicamente activa, un registro levemente inferior al 6,65% de igual período del año anterior. De esta manera, en promedio la tasa de desocupación de 2009 fue de 7,3%, por debajo de 7,6%.

En la media, se crearon 32.278 puestos de trabajo y la población desocupada se redujo en 2.419 personas durante el último año. La diferencia se explicó por el ingreso de 29.859 personas al mercado laboral, tanto por el crecimiento natural de la población como por la búsqueda activa de un puesto de trabajo por parte de uruguayos previamente inactivos.

Sectores. El incremento del empleo durante el último año –desde 57,7% de la población en edad de trabajar durante 2008, a 58,6% en el promedio del último año– se dio a nivel generalizado en los distintos sectores de actividad.

El comercio absorbió 41,1% del incremento del empleo durante el último año, con 13.276 puestos creados. Los negocios financieros y el servicio doméstico también tuvieron una importante incidencia en el aumento de la tasa de ocupación en el período, con una participación de 25% y 14,3% respectivamente.

La construcción, por su parte, incrementó en 1.945 empleados su plantilla, por encima de los 1.563 nuevos trabajadores en la industria. Los únicos sectores que expulsaron personal fueron transporte, almacenamiento y comunicaciones –reduciendo 0,4% el personal ocupado–, la salud –prescindiendo de 2,9% de sus empleados– y los empleos vinculados con el sector público, que se redujeron en 1.131 –3,5% del promedio de 2008–.

Un buen año. Los consultores de recursos humanos coinciden en que las cifras oficiales y los respectivos reportes elaborados por los diferentes especialistas permiten esperar una continuidad del aumento del empleo al menos en los primeros meses de 2010.

“Sería difícil determinar un nivel estructural para el desempleo pero la tendencia va a ser a la baja durante la primera mitad del año”, dijo a El Observador Neker de la Llana, gerente de servicios profesionales de Manpower.

Según explicó, durante el primer mes de 2010 la empresa registró un mayor nivel de actividad superior al incremento estacional del reclutamiento para esta época del año. “Esperamos un nivel de actividad fuerte y un incremento en la cantidad de oportunidades” en los primeros meses de 2009, afirmó.

Por su parte, la gerente del área de selección de personal de Pricewaterhouse Coopers, Cecilia Rodríguez, calificó de “inusual” la fuerte incorporación de personal en las empresas durante el mes de enero, con una alta demanda de cargos vinculados al área comercial, principalmente en funciones gerenciales, marketing y ventas.

El consumo masivo es un área de especial crecimiento en temporada, donde las empresas buscan incorporar personal al sector comercial. “Es el área de mayor movimiento”, explicó Rodríguez. Al mismo tiempo, sostuvo que “el personal en el sector informática sigue siendo una necesidad permanente” y “el área de administración siempre es también prioritaria”.

El gerente de Advice, Federico Muttoni, señaló que, si bien las proyecciones de la consultora son optimistas para 2010, existen algunas señales de alerta, como la evolución de los costos salariales y el nivel de competitividad de las empresas locales, que podrían moderar el impulso del mercado de trabajo.