Desempleo quedó a medio punto del mínimo histórico.

«En esto no hay malas noticias», comentó a Ultimas Noticias una economista consultada sobre los resultados de la Encuesta Continua de Hogares (ECH) divulgados ayer.

En la víspera el Instituto Nacional de Estadísticas (INE) dio a conocer la primera parte de la ECH, con datos sobre las tasas de actividad, empleo y desempleo del mes de agosto, que fue el último mes con un registro estimado.

La evaluación mostró un desempleo que pasó del 6,2%, registrado en julio, a un 5,9% de la población económicamente activa (PEA) en agosto.

Pero comparar un mes con el inmediato anterior no es una estimación conveniente, ya que los cálculos quedan con «ruidos» que alteran el sentido general de la información, y debido a ello las comparaciones se realizan contra el mismo mes del año anterior, con el expreso cometido de sortear la estacionalidad de los datos.

Con esta advertencia sobre la mesa, los datos del octavo mes no mostraron demasiada variación, ya que el desempleo de agosto del año 2010 fue de un 6,2% de la PEA, lo que homologó el dato a la tasa registrada en julio de 2011, que también fue de 6,2%.

«Las variaciones son tan pequeñas que no tienen gran significación estadística, y de estas cifras se puede inferir que en la actualidad el desempleo ronda en un 6%», aseguró a Ultimas Noticias la economista de la consultora Deloitte, Florencia Carriquiry.

El centro de estudios para el cual trabaja advierte que este 6% es el desempleo estructural que tiene el país, es decir, la mínima tasa por debajo de la cual el fenómeno no se puede reducir.

Para la economista principal de la Cámara Nacional de Comercio y Servicios (Cncs), Dolores Benavente, esta leve caída en el desempleo se debió al crecimiento de la población económicamente activa (PEA).

La profesional explicó que la tasa de desempleo es el resultado numérico de la cantidad de desempleados registrados por la encuesta, dividido por la población económicamente activa (PEA). Esto significa que para el dato de agosto «el desempleo cayó porque su numerador, que es el número de desocupados, bajó, al tiempo que su denominador, que es la población económicamente activa o PEA, subió».

«Podemos decir que estamos en el desempleo estructural y con estas cifras no hay malas noticias a la vista», agregó.

Menor perfil

Un desempleo para todo el país de 5,9% en el mes de agosto es -en términos históricos- una tasa muy baja.

De hecho, este indicador se ubicó a medio punto porcentual por encima de la menor cifra registrada desde comienzos del siglo, que se registró en diciembre de 2010, cuando el indicador fue de 5,4%. Como era de esperar, la tasa de desempleo para Montevideo fue superior a la media nacional, estimándose en 6,5%, mientras que en el resto del país ésta midió 5,5%.

La estimación del INE indicó que en el octavo mes del año en curso, las localidades de 5.000 o más habitantes tuvieron un desempleo promedio de 5,8%, mientras que en las pequeñas localidades y zonas rurales éste llegó a 4,4%.

En Montevideo la tasa de desempleo para agosto de este año fue 0,2 puntos porcentuales inferior a la registrada en agosto de 2010, cuando el indicador fue de 6,7%, mientras que en el interior del país ésta resultó 0,3 puntos porcentuales inferior a la de un año atrás, con una tasa de 5,8%.

actividad y empleo

En agosto la tasa de actividad para todo el país fue de 64,0%, lo que representó una levísima caída del indicador de un 0,1 puntos porcentuales, aunque para evitar el «ruido» estacional se comparó ese valor con la estimación de actividad del mismo mes del año 2010.

De acuerdo a los datos oficiales, la actividad de agosto de 2010 fue de 63,9%, lo que representa una actividad estructural estimada en el entorno de 64%, que es el mismo dato de agosto de este año.

Comparada contra los datos de un año atrás, la tasa de actividad para la totalidad del país fue levísimamente inferior (63,9%), sucediendo algo singular con las cifras de capital e interior.

Con respecto al empleo, la situación parece haber mejorado en 2011, ya que un año atrás (59,9%) ésta resultó 0,3 puntos porcentuales inferior a las cifras actuales de 60,2%.

En Montevideo, la tasa de empleo en 2011 fue superior (62,6%) a la del mismo mes de un año atrás (61,9%), mientras que en el resto del país el indicador se mantuvo incambiado en un 58,5%.