Desempleo subió fuerte y analistas creen difícil alcanzar meta oficial

En el trimestre junio-agosto se crearon algo más de cuatro mil empleos, pero también creció sensiblemente la cantidad de personas que se volcó al mercado laboral en procura de un puesto de trabajo, por lo que el porcentaje de la población desocupada registró un fuerte repunte y se ubicó bastante lejos de la meta oficial, algo que los expertos consideran difícil de lograr.
La tasa de desempleo, que era de 11,8% en mayo-julio, aumentó cinco décimas y se ubicó en 12,3% en junio-agosto, según los datos divulgados ayer por el Instituto Nacional de Estadística (INE). De esa forma, la desocupación se ubicó en los mismos valores de febrero-abril y marzo-mayo.

Esa suba se debió al incremento en la oferta de trabajo, la que no pudo ser absorbida en su totalidad por la demanda. La tasa de actividad –que mide la cantidad de personas empleadas y que buscan trabajo sobre el total de la población en edad de trabajar, es decir, de 14 años o más– subió seis décimas, de 57,8% a 58,4%.

Por su parte, la tasa de empleo –que mide la cantidad de ocupados en relación a la población en edad de trabajar– subió dos décimas y se situó en 51,2%. Esa mejora, que equivale a la creación de unos 4.300 nuevos puestos de trabajo, se debió, sobre todo, a la mayor ocupación de hombres menores de 25 años y mujeres mayores a esa edad.

En comparación con un año atrás, la tasa de actividad creció dos décimas y la de empleo casi un punto porcentual (se crearon unos 19.100 empleos en último año móvil). El desempleo cayó 1,3 puntos porcentuales en ese período.


Montevideo e interior. El aumento del desempleo en junio-agosto se dio tanto en Montevideo como en el interior urbano (localidades de 5.000 habitantes o más).

En la capital el desempleo aumentó medio punto porcentual y se ubicó en 11,7%. La tasa de actividad subió casi un punto porcentual a 59,2% y la de empleo se incrementó en seis décima a 52,3% de la población en edad de trabajar.

En el interior del país el desempleo alcanzó a 13%, siete décimas más que en mayo-julio. Esa baja se explicó por una pérdida de puestos de trabajo, ya que la tasa de empleo bajó de 50,3% a 49,9% (la de actividad se mantuvo).


Por sectores. De los 11 sectores de actividad relevados por el INE, seis de ellos presentaron bajas en sus niveles de empleo, cuatro registraron alzas y dos quedaron sin variación.

Las mayores subas se dieron en la industria manufacturera; el empleo de ese sector pasó de representar 15% del total a 15,7%. El resto de los sectores en los que creció el empleo fueron: transporte y comunicaciones, intermediación financiera e inmobiliaria y enseñanza.

En tanto, la mayor baja se dio en el sector agro-ganadero, que pasó del 4,8% del total del empleo al 4,3%. También cayó el empleo en la construcción, el comercio, la administración pública y el servicio doméstico.


Proyecciones y opiniones. El equipo económico de gobierno proyecta una tasa de desempleo promedio para 2005 de 11,5% y prevé que se creen 30.000 empleos. Proyecta que esa tendencia de mejora se acelere en 2006 y que la desocupación se sitúe en 10% de la población en edad de trabajar.

En lo que va del año, el desempleo promedio se ubicó en 12,2% y, de acuerdo a economistas consultados, es probable que no se llegue a la cifra oficial proyectada para este año, y mucho menos a la prevista para 2006.

Según el economista Adrián Fernández, del instituto Cinve, “el desempleo está llegando a una meseta y es muy difícil que se llegue al 10% el año que viene”. Además, agregó que “va a ser muy difícil bajar la tasa de desempleo si no se toman medidas específicas”.

Fernández dijo que se necesitarían tasas de crecimiento económico muy superiores a las previstas en los próximos años para que impacte en el empleo. Estimó que existen dos fenómenos que están afectando la creación de empleo: la baja generación de mano de obra de las nuevas inversiones y las diferencias entre la demanda y la oferta de trabajo. “Mientras que la demanda en general se concentra en trabajadores con características específicas y alta calificación, la mayor parte de los desocupados son de bajo nivel de instrucción o jóvenes sin experiencia”, afirmó.

Rodrigo Arim, investigador del Instituto de Economía de la Facultado de Ciencias Económicas, dijo que “estamos un poco lejos de las predicciones para este año y seguramente quedemos un poco por debajo”. Sin embargo, estimó probable que con la concreción de los Consejos de Salarios se reactive el mercado laboral ya que “hubo una postergación en la toma de decisiones por parte de los empresarios debido a esa incertidumbre”.

Según la consultora Oikos, la tasa de desempleo promedio de 2005 será de 11,8% y se crearán unos 25.000 empleos. Para 2006 prevé que el desempleo baje a 10,6% y se creen 15.000 empleos. Según Henry Willbald, de Oikos, es esperable que se mantenga en torno a esa cifra durante un tiempo considerable”.

POR MARÍA DE LA PAZ BESADA DE LA REDACCIÓN DE EL OBSERVADOR