Desocupación bajó por caída de oferta; el empleo se redujo

La cantidad de personas que tienen empleo se redujo sensiblemente en febrero, pero como también disminuyó en forma considerable el total de personas que ofrecen su mano de obra en el mercado laboral, la porción de la población que se considera desocupada cayó en relación a enero, aunque sigue por encima del nivel de un año atrás.
En febrero la desocupación se ubicó en 12,4% de la Población Económica Activa (de 14 años o más, que busca trabajo o está ocupada) lo que supuso una baja de un punto porcentual respecto a enero, informó ayer el Instituto Nacional de Estadística (INE). Ese nivel de desempleo es superior al de un año atrás: en enero-marzo de 2005 la desocupación alcanzada a 12,1% (el INE comenzó a divulgar mediciones mensuales a inicio de este año al aplicar una nueva metodología que tiene mayor cobertura). El desempleo alcanza a 157.400 personas.

La disminución del desempleo en febrero fue más significativa en el interior del país (de 15,1% a 14,4%), en especial por la baja que se produjo en las localidades y pequeñas y zonas rurales donde la desocupación bajó de 10,2% a 7,9%. En Montevideo la caída fue menos sensible aunque no despreciable y el desempleo pasó de 12,4% a 11,7%.

En tanto, la tasa de actividad -que mide la cantidad de personas empleadas y que buscan trabajo sobre el total de la población en edad de laborar- bajó de 61,8% (enero) a 60,1% (febrero). Según explicó el INE, eso se debe a que, como ocurre generalmente, en enero la oferta de mano de obra fue excepcionalmente alta (sobre todo por parte de personas jóvenes) como consecuencia de la zafra turística.

En Montevideo la caída en la oferta de mano de obra fue drástica (la tasa de actividad pasó de 63,2% a 59,9% entre enero y febrero), mientras que en el interior fue más moderada (se redujo de 60,6% a 60,2% en las localidades de más de 5.000 habitantes y de 61,6% a 60,5% en zonas rurales). La baja fue más sensible entre los hombres.

Por su parte, la tasa de empleo disminuyó de 53,6% en enero a 52,6% en febrero. Se explicó exclusivamente por la reducción que se registró en Montevideo, donde la tasa de empleo cayó de 55,3% a 52,9%. En cambio, en las localidades del interior del país con más de 5.000 habitantes el empleo se mantuvo estable, mientras que en zonas rurales subió medio punto porcentual (de 55,3% a 55,8%.

A pesar de la caída mensual de febrero, el nivel de empleo que se alcanzó en ese mes está por encima del de un año atrás (en enero-marzo de 2005 el promedio se ubicó en 51%. En lo que respecta a la oferta de mano de obra, un año atrás la misma era menor que la actual (58%).


Precariedad. El desempleo no es el único problema que enfrenta el mercado laboral uruguayo. Según el INE, en febrero sólo 60,6% de las personas que estaban ocupadas declaraban no sufrir “restricciones en su empleo”.

El subempleo, que mide la cantidad de personas que desea trabajar más horas de lo que lo hace, alcanza a 13,8% de la fuerza laboral. A su vez, el 35,4% de las personas que tienen trabajo no están registrados en la seguridad social (por tanto no tienen derecho a jubilación ni seguro de salud). Mientras, casi uno de cada diez ocupadas asegura que enfrenta ambos problemas (subempleo y no registro).