Después de las elecciones se aplica nueva canasta para IPC.

Desde hace un año un equipo técnico del Instituto Nacional de Estadísticas (INE) trabaja sobre una nueva base de cálculo para el Índice de Precios al Consumo (IPC), que a partir de fin de año se realizará sobre un patrón de 370 productos.

La actual base data de 1997 y contiene datos de 310 productos y no contempla al interior del país.

Originalmente se quería aplicar el nuevo IPC a mediados de este año, pero para evitar polémicas se prefirió ponerlo en funcionamiento luego de las elecciones de octubre.

Escenario

El gobierno evitó la polémica. En Argentina los «maquillajes» de las estadísticas en el Indec es bocado de prensa casi todos los días. Aquí era necesaria la actualización de la canasta con la que se construye el IPC. Técnicamente todos estaban de acuerdo. Pero el gobierno prefirió postergar su aplicación y «no contaminar» la campaña electoral con un debate sobre esos cambios.

ACTUALIZACIÓN

«No hacemos este cambio de base este año porque sea año electoral, sino porque la base con la que ahora se calcula el IPC es demasiado vieja como para tener la necesaria precisión que el indicador reclama», dijo a Ultimas Noticias la economista Marina Fantin, jefa del Departamento de Precios y Salarios del INE, y vinculada en forma directa con el nuevo desarrollo estadístico.

«Al cabo de los años, el INE ha mantenido independencia profesional del poder político de turno, de modo que nadie puede venir a decirnos cómo debe medir cualquier índice», señaló.

La funcionaria explicó que las recomendaciones internacionales indican la conveniencia de actualizar los indicadores económicos cada una década.

«Estamos trabajando para que la nueva base para el cálculo del IPC salga antes de fin de año», añadió.

Entre los nuevos renglones que se incluyen en la medición está el costo de los celulares y aparatos electrónicos como computadoras, iPod, MP3 y otros insumos de electrónica que hoy están integrados a la plataforma de costos corrientes de los consumidores. «Otra novedad de la nueva base de cálculo es que la encuesta de precios será nacional, de modo que se incluirá el costo de bienes del interior del país que hoy no figuran, pero que aumentan los renglones de los insumos considerados», dijo.

«Para que se entienda de lo que hablamos, vea el caso del cordero, que en el interior del país tiene gran demanda pero en Montevideo tiene una demanda marginal y los precios son diferentes», agregó.

Subcanastas

Fantin explicó que el INE está evaluando estimar nuevas canastas que sean «cercanas» a la canasta real de diferentes públicos.

«El IPC es un indicador general, que abarca una infinidad de bienes que no siempre son demandados por todos, de modo que la variación a veces no conforma a diversos subsectores de la población», dijo.