Detienen a la familia Pinochet por desvío de U$S 27 millones

El juez chileno Carlos Cerda dictó ayer una orden de captura contra la viuda del ex dictador, Lucía Hiriart, y sus cinco hijos, por el delito de malversación de caudales públicos, desviados a cuentas secretas en el Banco Riggs de Estados Unidos, informó el tribunal. «Miembros de la familia de Pinochet han sido procesados por la resolución de esta fecha», señaló el magistrado de la causa.

Tres de los hijos, Augusto, Marco Antonio y Lucía Pinochet, ya se encuentran detenidos en una unidad de la Policía de Investigaciones en el centro de Santiago. Se especulaba con que los otros dos, Jacqueline y María Verónica, serían detenidas en horas de la tarde, según informaron fuentes policiales.

Hiriart debió ser hospitalizada al presentar un cuadro de descomposición de presión arterial tras serle comunicada la decisión de la justicia. Debido a su edad -87 años- la viuda de Pinochet podría cumplir la sentencia bajo un régimen de arresto domiciliario. Mientras tanto, está detenida en el centro asistencial.

María Soledad Olave, esposa de Marco Antonio Pinochet, el menor de los hijos del ex dictador, afirmó que la resolución refleja una «persecución política» en contra de la familia.

«Ya han llegado bastante bajo. Seguir haciendo venganza con una señora de 84 años (sic) lo encuentro lo más inhumano que puede haber», dijo por su parte Lucia Pinochet antes de ser trasladada a la dependencia policial.

El representante legal de los Pinochet, Pablo Rodríguez se mostró sorprendido. «Estoy absolutamente asombrado de lo que ha hecho el ministro (juez) señor (Carlos) Cerda, quien sin criterio alguno le ha imputado delitos a la señora Lucía Hiriart y a sus hijos», señaló. No obstante, el abogado aseguró que va a presentar un recurso de amparo ante los tribunales para torcer el fallo.

Por su parte, la presidenta chilena, Michele Bachelet sostuvo que esta medida demuestra que «nadie en Chile está por sobre la justicia» y descartó que esta decisión «genere agitación» en el país, dividido entre los simpatizantes de Pinochet y los opositores al régimen militar (1973-1990) que encabezó el ex dictador tras derrocar al presidente Salvador Allende y que dejó más de 3.000 víctimas entre muertos y desaparecidos.

ASESORES. Además de los miembros de la familia Pinochet, la justicia procesó y decretó la orden de captura contra otras 17 personas (llegando a un total de 23), entre ellos ex asesores, abogados y colaboradores cercanos del fallecido ex dictador, incluidos Juan Mac-Lean y Mortimer Jofré, dos coroneles en servicio activo del Ejército chileno. Sobre la situación de estos dos militares en servicio activo, el vocero del gobierno, Ricardo Lagos Weber manifestó que aún no se analizará si serán dados de baja.

De los diez civiles procesados, las mujeres cumplirán sentencia en la cárcel femenina de San Joaquín, mientras que los hombres lo harán en el penal Santiago Uno.

En tanto, los trece militares serán recluidos en el Batallón de Policía Militar de la comuna de Peñalolén.

Los hijos de Pinochet ya cuentan con antecedentes en la justicia. En le pasado lograron su absolución por otros delitos vinculados a este caso, como el uso de pasaportes falsos y fraude al fisco.

El propio Pinochet fue procesado y estuvo bajo arresto domiciliario por esta causa judicial pero murió en diciembre pasado, a raíz de un infarto, sin recibir condena.