Deuda uruguaya mejora imagen y operadores recomiendan compra

En la última semana varias agencias de noticias económicas citaron el caso de Uruguay dentro del contexto de la deuda latinoamericana mostrando su resurgimiento a partir de los últimos meses del año pasado.

«Uruguay continúa estando sobreendeudado pero hoy las cosas se ven con más optimismo. Se ve un poco más de luz al final del túnel», dijo a El País desde Nueva York el analista para mercados emergentes de ABN AMRO, Arturo Porzecanski.

Para el ejecutivo uruguayo «la recuperación económica es mejor que la esperada, el tipo de cambio es más estable y la inflación es menor a la prevista». «Esto permitiría reducir la relación entre la deuda y el Producto Interno Bruto (PIB)», sostuvo Porzecanski, en concordancia con la posición esgrimida por el presidente del Banco Central, Julio de Brun. Al cierre de 2003 la relación entre deuda y PIB fue de 111%.

Porzecanski subrayó «la diferencia» entre Uruguay y Argentina en el manejo de la deuda y la consideración a sus acreedores. «Mientras Argentina tiene la intención de causar el daño más grande a los tenedores de deuda, Uruguay buscó llegar a una solución que implicara el menor perjuicio posible. Mientras el primero no tiene intención de volver a los mercados internacionales ya lo ha hecho con éxito y poco tiempo después del canje», destacó el ejecutivo de ABN AMRO.

Para la analista para Uruguay de Standard & Poor’s, Lisa Schineller «mantener una ajustada posición fiscal es crucial en el mediano plazo» en virtud de la la relación entre PIB y deuda. «Un crecimiento sustentable en el mediano plazo y no una recuperación cíclica junto a un incremento en la inversión es la llave para bajar el ratio entre deuda y PIB», dijo Schineller a El País desde Nueva York.

AGENTES. Un artículo de la agencia de noticias estadounidense Dow Jones destacó que la deuda de Uruguay registró retornos del orden de 56% en 2003, según el Indice Global de Bonos de Mercados Emergentes (EMBI) de JP Morgan. En el primer bimestre del año los retornos de la deuda alcanzaron un total de 10,2%, «siendo la tercera con mejor desempeño del EMBI Global», destaca la agencia de noticias especializada.

«Lo que quiera que haya hecho Uruguay hasta ahora ha dado resultados» dijo Franco Ucceli, analista de Bear Stearns. «La deuda se recuperó rápidamente y el mercado ha comenzado a reconocerlo».

Por otra lado la agencia IDEAglobal recomendó el martes la deuda uruguaya con «sobreponderación» aunque señala que la campaña electoral tendrá peso en la cotización futura de los bonos.

Un administrador de fondos también dijo a Dow Jones que «los problemas de Uruguay son menos graves de lo que solían ser» en tanto el director de investigaciones de Ashmore Investment Managment, Jerome Booth, dijo al New York Times que están «muy posicionados» en la deuda de Uruguay. En un artículo sobre deuda emergente el ejecutivo dijo que creen que Uruguay es «la Suiza de América Latina y hemos sido largamente vindicados. Ellos no han incumplido un pago en 150 años».

Izquierda en la mira

Los analistas internacionales ven con menos temor un eventual triunfo de la izquierda en las elecciones de 2004 y destacan algunas «señales positivas» en los anuncios sobre manejo de la deuda por parte del Frente Amplio.

El analista para mercados emergentes de ABN AMRO, Arturo Porzecanski, dijo que «es una gran cosa» los dichos de los asesores económicos del Frente Amplio sobre su intención de respetar los compromisos acordados en el canje de deuda. «Todavía hay expectativa sobre cómo será el manejo fiscal para hacer sustentable la deuda», expresó Porzecanski. Por su parte el analista de Fitch Ratings encargado de Uruguay, Morgan Harting, sostuvo que «es importante no exagerar el papel del gobierno del Frente Amplio en Uruguay», dado que el país «ya tiene bastante a la izquierda». Un sonde realizado por Dow Jones revela que «los participantes del mercados no están demasiado preocupados de que una victoria del Frente Amplio se vaya a traducir en un cambio drástico de la política económica actual».