DGI estima que mueblerías deben más de US$ 1 millón

La Dirección General Impositiva (DGI) estimó en más de US$ 1 millón el monto de impuestos impagos por 33 mueblerías inspeccionadas en Montevideo en las que se detectó “infracción de tributos”.
La cifra corresponde al cálculo “en primera instancia” realizado por la entidad recaudadora, aunque todo indica que profundizado el análisis fiscal el monto de la evasión podría superar los US$ 2 millones, “sin tener en cuenta los recargos, moras y sanciones” por evasión, indicó el director de Rentas, Nelson Hernández.

El jerarca agregó que de las 68 inspecciones realizadas en empresas del rubro en Montevideo, “en primera instancia” se detectó que “estaban pagando mal los impuestos” en los 33 casos referidos, aunque esto no implica dejar libre de sospechas al resto de los comercios fiscalizados.

“No quiere decir que el resto esté bien, sino que en primera instancia no se detectaron” infracciones en la liquidación de impuestos, destacó Hernández, quien graficó que en materia fiscal “estamos todos en libertad condicional”.

En tanto, la división jurídica de DGI procesa los pedidos de clausura para 13 de estos establecimientos, en donde se constataron infracciones formales y falta de facturación.

El operativo contra el sector informaciones y estadísticas que resultaron sospechosas para el órgano recaudador.

Asimismo, la DGI había recibido denuncias sobre la eventualidad de que en algunos comercios del rubro se hubiesen cometido irregularidades “importantes”.


Clausuras en proceso. Por otra parte, la Dirección de Rentas realizó ayer un recuento de las solicitudes de clausura efectuadas por el organismo y los procesos iniciados en ese sentido que aún no se concretaron.

Según esos datos existen en la actualidad unas 200 “situaciones de clausura”, informó Hernández.

De ellas, 29 casos corresponden a establecimientos zafrales para los cuales la Justicia ya habilitó su clausura aunque por su condición la DGI esperará hasta la temporada alta para efectivizar la medida.

Además, existen 26 situaciones donde se presentaron recursos para retrasar la aplicación de las clausuras, por lo que se aguarda que la Justicia se expida para no afectar “la seguridad jurídica del contribuyente”, sostuvo Hernández. Entre estos se cuentan los recursos presentados por ocho restaurantes de Punta del Este, contra los cuales recaen, asimismo, denuncias penales por duplicación de facturas.

El resto de las situaciones se componen de los 13 procesos contra mueblerías aún no concluidos por DGI y 132 que esperan resolución judicial.


Prorrogan plazo. En otro ámbito, la Dirección de Rentas resolvió prorrogar hasta el 12 de junio el plazo para efectuar el pago del Impuesto al Patrimonio y presentar la declaración jurada correspondiente a 2006.

La fecha límite original vencía el 25 de mayo.

Hernández señaló que se resolvió extender el plazo para que quienes estén alcanzados por el impuesto puedan liquidarlo “voluntariamente”, aunque destacó que a partir de la próxima semana se comenzarán con las tareas de contralor para detectar la situación de los contribuyentes del tributo.

El impuesto grava a las personas físicas con patrimonio no activo superior a $1.663.000, y el doble si se trata del núcleo familiar.

Las tasas que se aplican para la liquidación del tributo comienzan desde 0,7% y aumenta en progresión por escalas hasta 3,5%.