DGI seguirá con inspecciones en la Construcción

En las inspecciones se constataron graves irregularidades. Según Zaindensztat, cada vez que – a través de cruzamientos de información o datos- encuentran zonas de riesgo, es obligación de la DGI cumplir con su tarea de contralor. 

“El objetivo era en las obras grandes o muy grandes. (…) Observamos que en este sector no habíamos tenido una repercusión en lo que es la recaudación”, explicó el jerarca, y agregó que hay algunos rubros donde es muy difícil hacer el control.

Aclaró que estas actuaciones no culminan acá. “Tenemos muchas cosas para seguir haciendo. Esta es una operación de rastrillo in situ donde los técnicos han determinado que existen zonas de riesgo todavía para seguir trabajando”, sostuvo.

Además, adelantó que van a analizar cuentas de las proveedoras de las obras de construcción.