Diputados comienza debate presupuestal; oficialismo no aceptará cambios de fondo

No obstante, más allá de algunas modificaciones de redacción en el Presupuesto, la Cámara de Representantes no introducirá variantes a la propuesta del Poder Ejecutivo, pese a que la oposición propone varios aditivos, algunos con el visto bueno de los propios ministros del gobierno. Sin embargo, esas ideas no fueron tenidas en cuenta por el Ministerio de Economía y Finanzas.

Fuentes oficiales dijeron a Ultimas Noticias que las eventuales modificaciones que pueda aceptar el gobierno al mensaje original se darán en el Senado. A partir de la semana que viene, la Cámara Alta tiene 45 días para pronunciarse sobre lo aprobado en Diputados.

La historia oficial dice que siempre el Senado le introduce modificaciones; la Cámara de Representantes tendrá luego 20 días para expedirse. Si acepta lo votado por el Senado, el Presupuesto queda en condiciones de ser remitido al Poder Ejecutivo para su promulgación o veto de algún artículo. De lo contrario, si Diputados no acepta las modificaciones, la ley se definirá en la Asamblea General.

TEMAS POLÉMICOS
Varios son los artículos del Presupuesto que hoy generarán un intenso debate.
Existe disconformidad con la norma que modifica el criterio de los pases en comisión. Sólo podrán ingresar en el régimen aquellos funcionarios públicos con cinco años de antigüedad en la administración.

Otro artículo otorga incentivo para el retiro a aquellos funcionarios públicos que al 31 de diciembre de 2005, tengan 58 años y configuren causal jubilatoria antes del 1º de enero de 2008. El monto será el 65% de sus retribuciones -hasta 30.000 pesos- por tres años, ajustándose igual que los salarios en actividad, pero no será materia gravada de la seguridad social.

La oposición considera que el artículo incrementa costos de la seguridad social. Otro asunto polémico es la potestad de los ministros de Estado de contratar a dos asesores hasta el final de la actual administración.

Varios artículos incluidos en el Inciso Presidencia de la República que otorgan atribuciones al Poder Ejecutivo para el manejo de los dineros públicos, las creaciones de cargos y la conformación de la guardia presidencial también generan resistencias. Lo mismo ocurre con la decisión del gobierno de que la Ursea y la Unidad Reguladora de Servicios de Comunicaciones dependan directamente del presidente.

En materia de creación de cargos existe oposición a los previstos para los ministerios de Defensa, Interior, Economía y Finanzas, y Relaciones Exteriores.

En cuanto a Defensa varios aditivos fueron presentados por la oposición durante la discusión en la comisión pero fueron rechazados por el gobierno. Serán reiterados en sala; la mayoría son sin costo. Entre ellos hay una norma que permite a las Fuerzas Armadas vender servicios a privados y la recaudación destinarla a gastos de funcionamiento.

En Transporte y Obras Públicas los cuestionamientos se centran en el artículo que autoriza a AFE a participar en asociaciones con capitales privados, a través de una o más sociedades anónimas. Si bien colorados y blancos pregonaron por esta posibilidad en el pasado, no apoyan por considerar que se trata de una “privatización al voleo” sin especificar qué porcentajes tendrán el Estado y las empresas privadas.

Uno de los incisos más polémicos será el Ministerio de Salud Pública. El debate será sobre el anuncio del gobierno de impulsar en el futuro la creación del Sistema Nacional de Salud. También hay resistencia al Plan de Inversiones de la cartera.

La polémica, tal vez más extensa en el plenario, será cuando sean considerados los mensajes originales de los organismos del artículo 220 de la Constitución de la República a saber: Poder Judicial, la Anep y la Universidad de la República. El inciso correspondiente al Inau es aprobado por todos los partidos, pero habrá reproches de la oposición por lo que ocurre internamente, como por ejemplo los reiterados motines.