Diputados rechazó de nuevo texto sobre TCB

Fracasó ayer en la Cámara de Diputados la sanción del proyecto de ley que reconocía como ahorristas de los bancos Montevideo y Caja Obrera a quienes tenían sus depósitos en el Trade Commercial Bank (TCB). La votación contraria a la iniciativa –que concluyó definitivamente su tratamiento– fue recibida con gritos, llantos e insultos hacia los legisladores por parte de los ahorristas que estaban en las barras. Tras el rechazo, varios diputados reconocieron que habrá que encontrar otra solución a la situación de esas personas.
El proyecto fue acompañado ayer por la bancada del Partido Nacional, ocho legisladores del Foro Batllista, el Nuevo Espacio, el Movimiento de Participación Popular, la Alianza Progresista y otros diputados encuentristas. Reunieron 38 votos en 69 diputados presentes, pero eran necesarios 42 para su sanción. La Lista 15, la mayoría del Partido Socialista, Asamblea Uruguay, la Vertiente Artiguista, el Partido Independiente y el forista Ruben Díaz votaron en contra.

La iniciativa ya había sido tratada en abril y no logró los votos suficientes –41 a favor y 38 en contra–, pero legisladores de todos los partidos promovieron ayer su reconsideración. El diputado herrerista Luis Leglise la replanteó porque existía la posibilidad de una variación en la votación. La diputada del Espacio 90, Silvana Charlone explicó que estaban dispuestos a modificar la norma para acotar la cantidad de ahorristas beneficiarios. Aún así, tampoco hubo votos suficientes y en la mayoría de los partidos se repitió la votación de abril.

El forista Washington Abdala afirmó que era una “equivocación” no aprobar esta ley, porque tarde o temprano el tema deberá solucionarse igual. El nacionalista Carlos González Alvarez aseveró que el proyecto “se debió haber votado en la sesión pasada” y aseguró que el Partido Colorado no lo acompañó y el Encuentro Progresista “votó dividido”. Enfatizó que “los damnificados saben quien votó y quién no”.

Desde la barra, una mujer con los ojos llenos de lágrimas gritó a los legisladores: “Yo perdí a mi marido por los que votaron en contra”. Los insultos y los gritos de los ahorristas llenaron la sala, en tanto la Policía trató de desalojarlos. Los legisladores encuentristas y colorados que no votaron fueron el objetivo principal de los epítetos de los ahorristas. “Nunca van a llegar a ser gobierno”, gritó una mujer hacia la bancada encuentrista.