Diseñarán plan de marketing turístico y potenciarán destinos

E1 gobierno invertirá US$ 6.250.000 en el desarrollo de cuatro destinos turísticos específicos, así como en la conformación de un nuevo Plan de Marketing nacional y la creación de una oficina dedicada especialmente a la innovación y gestión de nuevos proyectos para el sector.
La mayoría del dinero, US$ 5.000.000, la aportó el Banco Interamericano de Desarrollo (BID) y el restante US$ 1.250.000 el Ministerio de Turismo, que será el encargado del proyecto global que busca «mejorar la competitividad» de los destinos turísticos del país explicó a El Observador, Antonio Carámbula, director general de esa secretaría de Estado.
La inversión se concentrará en Colonia del Sacramento (Colonia), Cabo Polonio (Rocha), Villa Serrana (Lavalleja) y el litoral termal (Salto y Paysandú), adelantó el jerarca. «La mayor parte del dinero se aplicará en obras, se verá en ladrillos y en un conjunto de mejores servicios en cada uno de esos destinos», explicó.
En Colonia se creará lo que se llama «centro de interpretación», un lugar donde se orienta al turista sobre el destino que visita, se le presenta un recorrido y se lo invita, desde ahí, a conocer otros sitios turísticos del país. Para ello se le presentan opciones de viaje, hospedaje y demás servicios. El objetivo es que Colonia del Sacramento sea puerta de entrada hacia otros puntos del país.
Con US$ 1.400.000 será la inversión más grande del proyecto, e implicará remodelar un antiguo taller de trenes ubicado cerca del puerto. Los pliegos de la licitación ya están prontos y solo resta hacer el llamado a empresas interesadas.
En Cabo Polonio, «una de las zonas con mayor potencial turístico» -asegura un documento interno del Ministerio en el que se detalla la inversión proyectada- se construirá un nuevo «centro de acogida» para los visitantes. En el acceso principal al balneario rochense habrá un punto de información turística, con venta de pasajes, sanitarios y una importante área de estacionamiento.
Dentro del Cabo, se reciclará el edificio de la antigua «lobería», para instalar nuevos servicios gastronómicos y comerciales, un centro de interpretación, miradores y un sendero o paseo acondicionado.
La inversión total será de U$S 500.000 y los pliegos de licitación están en proceso de elaboración.
Según los detalles del proyecto, a los que accedió El Observador, se pretende hacer de Villa Serrana, Lavalleja, un «circuito alternativo para el turista regional y extra regional que visita Punta del Este». Allí también se crearán nuevos servicios gastronómicos y comerciales, además de un nuevo mirador. La inversión en ese lugar será de US$ 180.000. La licitación ya finalizó y hay dos oferentes precalificados.
En el litoral termal, un sitio «que rompió con la estacionalidad» del turismo en Uruguay (antes era solo verano y en la costa sur), destacó Carámbula, el gobierno invertirá otros US$ 500.000 para «mejorar la competitividad» de la zona. Para ello se mejorarán las instalaciones termales, «algunas con niveles elevados de obsolescencia», según advierte el documento interno del Ministerio. La inversión apuntará además a «conservar los pozos abastecedores del agua termal», dice el informe.
Con US$ 100.000 extra se desarrollará el turismo náutico en la zona de Salto y Paysandú.
Para ello se creará una red de bases náuticas compuestas con «pequeños muelles y atracaderos» sobre el río Uruguay.
Para el «ambicioso» nuevo Plan de Marketing turístico, según Carámbula, el Ministerio hizo un llamado a licitación internacional del que seis consultoras ya resultaron precalificadas.
Entre esas empresas, hay firmas nacionales y otras asociadas con consultoras del exterior, explicó el jerarca.