Dólar operó errático y cayeron bonos locales.

Las operaciones de títulos de deuda local se mostraron con “mucho desorden” en un mercado “abierto” que presionó los precios a la baja, siguiendo la tendencia de todos los países emergentes, señalaron fuentes del mercado.

En la víspera, el índice BVMBG que mide la evolución de los títulos soberanos experimentó una fuerte caída de 1,63%.

El deterioro de las condiciones de crédito internacional y el “temor” ante un eventual colapso del sistema financiero estadounidense incentivó a los inversores a deshacerse de títulos de riesgo para refugiarse en activos “seguros”, como papeles del Tesoro de EEUU, indicó Andrés Escardó, de Rospide Sociedad de Bolsa.

Por su parte, Federico Araújo, de Merfil Sociedad de Bolsa, señaló que la noticia en EEUU afectó negativamente el ánimo de los inversores, que “retrajeron” posiciones a la espera de medir los efectos del anuncio en el mercado.

Eso se notó en la oferta de de bonos soberanos uruguayos que no encontraron demanda en el mercado, al igual que la venta de acciones y la salida de posiciones en moneda local.

dólar. En una jornada catalogada de “atípica” por operadores de mesas de cambio, el dólar se ubicó ayer en $ 21,421 para el promedio de operaciones interbancarias, por encima del valor de venta en pizarras del Banco República (BROU).

De esta manera, se verificó un aumento de 4,69% en la cotización del dólar interbancario con respecto al viernes pasado, la mayor variación diaria desde el 31 de agosto de 2004. En tanto, el precio pizarra del BROU mantuvo su cotización para la venta ($ 21) y cayó $ 0,30 en el valor de compra ($ 20).

La situación “atípica” se verificó debido a la fijación del precio interbancario de la divisa, que se forma a partir del valor promedio de las operaciones de la jornada.

“Se tienen que haber llevado a cabo muchas transacciones” por encima de $ 21, señaló una fuente de las mesas de cambio, y agregó que el dólar interbancario tuvo su máximo operado en $ 21,55 y el último valor transado en el mercado fue $ 20,75. La volatilidad en la cotización de la moneda estadounidense fue explicada por el pasaje de posiciones en pesos a dólares por parte se los bancos privados y otras instituciones –que provocó que la cotización subiera–, y por la venta de dólares por parte del BROU sobre el fin de la tarde, que actuó en sentido contrario, de acuerdo a las mismas fuentes consultadas.

La acción de los bancos privados indicó que esperan para el futuro un dólar más caro. “Es una profecía autocumplida, yo espero que suba y actúo en consecuencia, y por lo tanto sube”, señaló Montaldo. Por otra parte, la intervención del banco estatal busca dar una señal de tranquilidad para que no se genere pánico en el mercado cambiario en una economía muy dolarizada, agregó.

En ese sentido, a los portadores de papeles en moneda local, ya sea en pesos nominales o Unidades Indexadas (UI), se les presenta la disyuntiva de mantenerse en esa posición a la espera de una “corrección” en la depreciación del tipo de cambio frente al dólar, o deshacerse de esos títulos si el dólar continúa con su valorización, expresó otra fuente.

En la medida que el dólar siga subiendo, las tasas de la deuda emitida en moneda local deberán subir para poder competir con las tasas en dólares, a las que se les deberá sumar la devaluación del peso, indicó Montaldo.