Dólar se repondrá en 2008, según analistas del exterior

En estos momentos en que tantas personas, desde inversionistas multimillonarios como Warren Buffett y Bill Gross, hasta celebridades, no quieren tener nada que ver con el dólar, un creciente número de estrategas dicen que se están sentando las bases para una apreciación en 2008.
Los déficits presupuestario y comercial de EEUU se están contrayendo paralelamente por vez primera desde 1995, año en que la moneda se apreció 8 % conforme al índice de la Reserva Federal sobre el dólar ponderado por comercio.

“Confío en que el dólar tendrá un alza significativa el año que viene, sobre todo frente al euro y la libra´”, dijo Stephen Jen, director de Morgan Stanley para investigaciones cambiarias, quien trabaja en Londres y espera que el tipo de cambio de la moneda de EEUU se fortalezca a US$1,35 para diciembre 2008. “Los déficits se están achicando rápidamente”, remarcó.

Si bien Buffett, presidente de Berkshire Hathaway Inc., y Gross dicen que es un error invertir en activos financieros de EEUU, porque el predominio económico y político de la nación está decayendo, la reducción de los déficits puede restaurar el vigor del dólar, que se ha despeñado 12 % este año.

Gross gestiona el mayor fondo de bonos del mundo en calidad de director de inversiones de Pacific Investment Management Co., de Newport Beach (California).


Pronósticos. La moneda estadounidense posiblemente suba 7 % frente al euro en 2008 desde el mínimo histórico de US$1,4967 a que llegó el 23 de noviembre, según la mediana de pronósticos de 38 estrategas consultados por Bloomberg.

Deutsche Bank AG, la mayor entidad de operación cambiaria del mundo, con oficinas centrales en Francfort, espera que el dólar suba 4,3 %. Royal Bank of Scotland Group, la segunda mayor entidad bancaria del Reino Unido, cambió su perspectiva la semana pasada y predice que el dólar se apreciará.

La caída del dólar propició el aumento de las exportaciones estadounidenses a cantidades sin precedentes en cada uno de los últimos siete meses, la racha más prolongada desde el 2000. El déficit comercial se contrajo a US$56.500 millones en septiembre desde el récord de US$67.600 millones en agosto del 2006, según datos compilados por el Departamento de Comercio.

Tanto el presidente George W. Bush, como el secretario del Tesoro, Henry Paulson, han encomiado las exportaciones como un punto brillante en una economía que se halla sumida en el peor bajón del mercado de la vivienda en 16 años. Paulson, quien ha dicho que al país le conviene tener una moneda fuerte, añadió el 16 de noviembre que a la larga el valor del dólar reflejará “la fortaleza perdurable” de la economía estadounidense. El descenso del déficit significa que se convierten menos dólares a divisas mediante el comercio. El Departamento del Tesoro de Estados fija la política respecto al dólar.


El menor déficit. El déficit presupuestario de EEUU para el ejercicio fiscal 2007, concluido el 30 de septiembre, se achicó a US$162.800 millones, según estadísticas del Tesoro. Es la menor cantidad desde los US$158.000 millones del 2002, e inferior a los US$413.000 millones del 2004, según el Tesoro.

“Los dos déficits han dado lugar al mercado bajista del dólar durante los últimos años”, dijo Michael Malpede, analista en Chicago de MF Global Ltd., la mayor casa de corretaje de contratos de futuros y opciones cotizados. “Si los déficits siguen mejorando, ello definitivamente atenuará las presiones sobre el dólar´”.

El dólar tuvo su mayor alza semanal desde agosto frente al euro, de 1,4 %, después que el presidente de la Reserva Federal de Estados Unidos, Ben Bernanke, indicó que posiblemente baje las tasas de interés por tercera vez desde septiembre para reforzar el crecimiento económico, lo que atenuó el temor a que haya una recesión. El tipo del dólar se fortaleció 2,7 % la semana pasada frente al yen, su mayor alza desde el plazo concluido el 10 de diciembre del 2004. (Bloomberg).