Dólar y salarios empujan la importación Bienes de consumo lideran la suba de las compras afuera

En los últimos 12 meses cerrados a abril crecieron casi 22% consolidando una tasa de aumento superior a la del resto de los rubros.

Las compras de maquinaria y equipo -fundamentales para sostener la inversión y el crecimiento- exhibieron una tasa de 5,9%. La caída de 4,6% en el primer cuatrimestre tiene que ver con la reducción en las compras del sector público (62,8%) dado que las importaciones del sector privado en este rubro registraron un alza relevante de 25,6%.

El descenso en el sector público se explica porque en 2006 las inversiones en la central de Punta del Tigre llevaron a subas significativas en las tasas de importaciones de maquinarias y equipo.

La publicación The Economist Intelligence Unit de mayo previó que la suba en el gasto de importaciones tendrá una baja significativa aunque «permanecerá cerca de los dos dígitos en 2007 y 2008».

Eso se sostendrá por los «todavía altos» precios del petróleo y porque se mantendrá la fuerza en el consumo doméstico y las inversiones. Según The Economist el crecimiento en las importaciones de bienes de capital está previsto que se modere en la segunda mitad de 2007.

La analista de PriceWaterhouseCoopers, Mercedes Comas, destacó que aunque las tasas en los bienes de capital han descendido «se mantienen los montos» con un promedio de U$S 50 millones. Destacó la estabilidad del dólar y la consolidación de la mejora en el poder de compra como las explicaciones del alza en la importación de bienes de consumo.

Entre enero y abril se dio una suba de 35% en automotores y 22% en alimentos y bebidas. El alza en las ventas de nuevas unidades en ese período fue de 17,3%. El informe trimestral de la Cámara de Comercio destacó que no se registraba un volumen de ventas como el de enero y marzo desde el mismo período de 2001.

En el primer trimestre en las casas de electrodomésticos la suba fue de 18,3% superando «ampliamente» las expectativas de los empresarios, reveló la encuesta. Esas ventas no alcanzaron niveles superiores «al agotarse las existencias de algunos productos», dijeron.

«No hay que olvidarse que la industria uruguaya es 100% de exportación y que la mayoría de los consumos grandes vienen de importación», dijo a El País la economista María Dolores Benavente de la Cámara Nacional de Comercio y Servicios. De todas formas, advirtió que hay que esperar a ver los efectos de la reforma tributaria en el consumo para determinar si esta senda alcista en las importaciones de bienes de consumo se mantendrá.

La cifra

22% Es lo que crecieron en el último año terminado en abril las importaciones de bienes destinados al consumo.