Dos muertos y 5.000 personas evacuadas

Alrededor de 5.000 personas estaban fuera de sus hogares ayer como consecuencia de las inundaciones provocadas por las torrenciales lluvias que azotan al país desde el viernes y que ya provocaron dos muertes.
Un niño de 8 años y su madre de 34 fallecieron ahogados en Tacuarembó. El hecho sucedió el domingo cuando la mujer intentó cruzar en una camioneta el arroyo Salsipuedes Chico y el rodado fue arrastrado por la corriente.

Las inundaciones afectaron a los departamentos de Treinta y Tres, Durazno, Soriano, Tacuarembó, Río Negro, Florida, Rocha y Cerro Largo. Son consideradas las peores en cinco décadas en el norte y centro del país.

El departamento más castigado es Treinta y Tres, por la inédita creciente del río Olimar y el arroyo Yerbal, en más de 10 metros sobre su nivel habitual. “Es una situación histórica, jamás ocurrida, de mayores dimensiones que la acaecida en 1959, cuando la confluencia de los cursos fluviales se elevó 9,40 metros por encima de su cauce”, dijo el intendente Gerardo Amaral.

La capital departamental se encuentra desabastecida de agua potable y en sus alrededores hay “dos puentes sumergidos, tres con acceso interrumpido y cinco barrios inundados en forma total o parcial”, agregó el jefe comunal.

Se preveía alcanzar anoche los 2.000 evacuados y autoevacuados. Amaral señaló que “se han debido realizar rescates en helicópteros y camiones del Ejército”.

El intendente solicitó la ayuda de la población de todo el país y desde Durazno se hizo el mismo llamado a la solidaridad.

Ayer, el prosecretario de la Presidencia, Jorge Vázquez y el Encargado de Coordinación del Sistema Nacional de Emergencias, coronel Carlos Lorente, recorrieron las zonas inundadas.


El Yi crece. En Durazno, el río Yí no deja de crecer. Está 11 metros por encima de su nivel, marca que se aproxima a la histórica de 11 metros y medio registrada en 1997.

Respecto al cuadro de evacuados y autoevacuados, en Durazno son ya 3.000 (10% de la población departamental), más de 1.400 en Treinta y Tres, otros 450 en Soriano, algo más de 50 en Florida y 220 en Río Negro. Asimismo, en Cerro Largo hay unos 150 evacuados. La ciudad de Río Branco es la que presenta la situación más complicada, pues el río Yaguarón está fuera de cauce.


Palmar. La central hidroeléctrica de Palmar, según cifras de UTE, está evacuando 9.818 m3/seg. desde las 10.30 de ayer. A esa hora, el lago de Palmar alcanzaba la cota de 41,96 mts., pero en caso de llegar a la altura de 42 mts. se pasará hoy a un régimen de evacuación de 12.670 m3/seg., un volumen al que nunca había llegado la represa.

Ello provocaría, según estimaciones de los ingenieros de UTE, que la altura del río frente a Mercedes llegue a los 9,26 metros unas 24 horas después de realizada la maniobra. Una marca muy próxima a los máximos registros del año 1959 con dos crecidas que llegaron a los 10,15 y 10,45 metros.

El Comité Departamental de Emergencia advirtió ayer sobre la difícil situación que ya se vive y que puede verse agravada aún más con el correr de las horas. El presidente del comité local de emergencia, Intendente Guillermo Besozzi, pidió ayer a las familias que no esperaran a último momento y que fueran preparando sus enseres aquellos que estaban residiendo por debajo de la cota 9.

La Prefectura de Puerto de Mercedes otorgó una guía de las alturas alcanzadas por el río en las distintas crecidas que ha tenido desde el año 1959.

Esto se entiende facilita mucho a los vecinos que viven en la zona costera a tomar las previsiones pues pueden tener referencia de crecientes anteriores como se comporta el río y prepararse para una posible evacuación.