Dos populistas lucharán duro por la Presidencia ecuatoriana

Con más del 70% de los votos escrutados, Noboa y Correa accedieron a la segunda vuelta

Los ecuatorianos avizoran una fuerte confrontación entre el millonario Álvaro Noboa y el economista Rafael Correa en la campaña para la segunda vuelta presidencial que arrancó ayer. Son dos polos opuestos de derecha e izquierda, respectivamente, pero que tienen en común el ser tildados de populistas.
Además, el país se verá polarizado por la escasa diferencia de votos que hubo entre todos los candidatos. Escrutado el 70,6% de los sufragios, el empresario Noboa obtuvo el 26,7% de los votos válidos (1.022.511) contra 22,5% de Correa (863.245), según el Tribunal Supremo Electoral (TSE).

Noboa sorprendió con su votación luego de estar siempre por debajo de Correa en las encuestas durante toda la campaña preelectoral.

Al no obtener ningún candidato el 40% de los sufragios y una diferencia de 10 puntos sobre el segundo, el magnate del banano y el ex ministro de Economía de ideas radicales deberán definir en el balotaje el 26 de noviembre la presidencia del convulsionado país, cuyos tres últimos gobernantes debieron dejar anticipadamente el poder presionados por revueltas.


Primer round. Ambos ya tuvieron su primer enfrentamiento público el domingo, apenas difundidos los primeros resultados. Noboa fue entrevistado en los estudios de canal 10 y tildó a su rival desde flojo a comunista.

Correa llamó al canal y en una improvisada videoconferencia encaró al magnate y lo acusó de evadir impuestos y de utilizar a niños en las faenas de sus empresas bananeras.

Hubo un fuerte intercambio verbal y abruptamente Correa rehusó seguir la disputa por considerar a su contendiente “un improvisado”, dio la espalda a la cámara y se retiró. “Vean, huye, huye”, exclamó eufórico Noboa.

“Yo no disparo jabs, presento propuestas, ideas, en función de la ciudadanía que ya no cree en cantos de sirenas ni de oligarcas que no pagan impuestos ni se preocupan por los pobres”, respondió Correa.

En los medios de comunicación y políticos, se señaló que ya se vislumbra una dura campaña proselitista para la segunda ronda y que ambos candidatos buscarán atacarse y descalificarse sin muchos miramientos.

Según algunos, Correa buscará atacar a Noboa por su condición de empresario y el pago de impuestos, mientras que Noboa insistirá en vincularlo al presidente venezolano Hugo Chávez y a Cuba, dando a entender que es comunista.

“El resto del Ecuador que no votó por mí, es un pueblo que no quiere comunismo. Quiere empleo, quiere vivienda”, dijo Noboa. A Correa “el pueblo le acaba de dar el más grande correazo que le pueda dar a un amigo de terroristas, un amigo de Chávez, un amigo de Cuba”, agregó.

Correa, quien estaba seguro de que ganaría la presidencia en primera vuelta, rechazó los resultados y denunció irregularidades que se han “dado sistemáticamente”, pero el gobierno de Alfredo Palacio y la misión observadora de la OEA dijeron que la votación transcurrió sin indicios de fraude.

Ayer llamó a no votar por la “mafia” en alusión a Noboa.

El diario El Comercio señaló que “la segunda vuelta estará marcada por el populismo de izquierda y el populismo de derecha”.

Para el diario La Hora, “los populismos de izquierda y de derecha se disputarán la presidencia de la República”, y aseguró que “las elecciones polarizaron las tendencias”.


Alianzas. Ambos candidatos comenzaron a enviar ayer mensajes de acercamiento hacia los candidatos perdedoras en busca de sus votos para la segunda ronda, y desde sectores de derecha ya afirmaron que no votarán por Correa, dejando entrever que lo harían por Noboa.

Cynthia Viteri, candidata del partido Social Cristiano, de derecha, que quedó en el quinto lugar según los cómputos, consultada a quién apoyará en la segunda vuelta respondió: “Sólo sé por quién no votaré”. Declinó precisar, aunque es fácil establecer que no votará a Correa.

La misma respuesta dio Alfonso Harb, alto dirigente del mismo partido. “Sé por quién no voy a votar”, afirmó.

Izquierda Democrática, uno de los principales partidos del país, dejó entrever ayer su apoyo al ex ministro luego de que su candidato presidencial, León Roldós, quedara relegado al cuarto lugar.

Otros partidos y candidatos perdedores han dicho que deberán estudiar aún sus posiciones para segunda vuelta antes de dar a conocer oficialmente si apoyan a Noboa o Correa o dejan en libertad de acción a sus simpatizantes (AFP y AP)