Duda empresarial: volver o no al Compromiso Nacional

NO SERÁ una reunión más. Hay clima de disidencia entre las cámaras empresariales, que no logran vertebrar un discurso. Las cámaras tradicionales señalan que son representativas y por tanto definen que son interlocutores válidos ante el gobierno.
Pero hay cámaras chicas que no quieren quedar afuera de esos ámbitos. Mañana habrá reunión empresarial. Han sido invitados todos. Será en la sede de la Cámara de Industrias, a los efectos de analizar la posibilidad de retornar a la comisión sobre negociación colectiva en el ámbito del Compromiso Nacional. El pasado día 9, las cámaras resolvieron retirarse de dicha instancia, en el entendido de que no estaban dadas las condiciones para permanecer.
Concretamente, el malestar empresarial surgió desde el momento en que el Poder Ejecutivo impulsó dos leyes que a su entender debieron tratarse y negociarse en la tripartita, ya que pasaron a formar parte de la normativa laboral. Las leyes de referencia fueron la de tercerizaciones y la de extensión de los créditos laborales.
Sin embargo, el día 15 hubo una nueva reunión de Compromiso Nacional, que al no ser específica sobre negociación colectiva contó con la presencia de los empresarios. Allí, el gobierno entregó una propuesta consistente en «reglamentar» las leyes y de esa forma contemplar los reclamos de los empresarios. Dicha propuesta quedó en estudiarse, y formará parte de los temas a analizar mañana. Las cámaras grandes están amagando con irse de esos ámbitos.

LA INTERNA EMPRESARIAL

La reunión de mañana llega en un momento particularmente complicado, luego de que algunas gremiales mostraran sus discrepancias en torno a la decisión de abandonar la mesa sobre negociación colectiva. El debate entre las asociaciones parece estar planteado entre las «grandes» y las «chicas», aunque las partes prefieren bajar el perfil al distanciamiento.
«El problema es que los gobiernos anteriores entendían que los interlocutores válidos a nivel empresarial estaban dados por las principales cámaras. Este gobierno observa que hay un conjunto empresarial más amplio, y todos debemos aprender y generar una cultura en este sentido», dijo a Ultimas Noticias el presidente de la Asociación de Micro y Pequeñas Empresas (Anmype), Ricardo Posada. Su gremial, junto a las cuatro cámaras de la Construcción, dos del transporte, Andebu, y la Cámara de la Alimentación, se habían mostrado discrepantes en la decisión del 9 de febrero.
En tanto, fuentes de la Cámara de Comercio dijeron que las cámaras empresariales tienen que ser más escuchadas por el gobierno, y que en ese marco se debe atender a las «más representativas».
En la decisión de abandonar la negociación colectiva participaron la Cámara de Comercio, la Cámara de Industrias, la Asociación Rural, la Federación Rural y Cambadu. Más ampliamente, entonces, el relacionamiento con un gobierno de izquierda parece abrir las aguas dentro del sector empleador.
Posada entiende que el tema de retirarse de la mesa de negociación «ya está laudado» por el encuentro posterior con el Poder Ejecutivo, y por tanto se debe retornar a ese ámbito sin ningún condicionamiento. En la Cámara de Comercio no se visualiza tan claro que se haya superado el diferendo con el gobierno.