Economía local evadió la recesión y el gobierno subirá meta de PBI.

La economía uruguaya eludió la recesión. Luego de una caída de la actividad en el primer trimestre, el repunte del Producto Bruto Interno (PBI) durante el segundo cuarto del año despejó los temores de que la economía local hubiera iniciado el año en un escenario recesivo y obligó a autoridades y analistas a corregir al alza sus proyecciones para el cierre del año. Los datos difundidos ayer por el Banco Central (BCU) arrojaron un crecimiento desestacionalizado de 0,5% en el segundo trimestre. Al mismo tiempo, la autoridad monetaria corrigió al alza la evolución de la actividad durante la primera mitad del semestre, pasando de una contracción de 2,9% –difundida a mediados de junio– a una caída más moderada de 2,3%.
El dato sorprendió tanto a los analistas privados –que en su conjunto esperaban un retroceso de la actividad en el período– como a las autoridades de gobierno, que corregirán sus proyecciones a la luz de los nuevos indicadores (ver pág. 11).

Sectores. El repunte de la actividad durante el segundo cuarto del año se dio a nivel generalizado con mayores volúmenes de producción en la mayoría de los sectores de actividad. La industria, el comercio y la construcción contribuyeron en el período a evitar la acumulación de dos trimestres consecutivos de retracción económica, que componen un escenario de recesión.

Por el contrario, la actividad agropecuaria mantuvo su sesgo contractivo en la segunda mitad del semestre, acusando el impacto de la sequía que diezmó su producción desde finales del último año.

El sector de mayor contracción en el último trimestre de 2008 y el primero de este año fue la industria manufacturera, afectada por un retroceso de los mercados mundiales a raíz de la crisis económica global.

Luego de caer 4% y 3,1% en las últimas mediciones, el sector industrial emprendió un despegue ya en el segundo trimestre del año, con un crecimiento de 0,8%.

La actividad comercial, por su parte, registró un leve incremento de 0,1% en el segundo cuarto del año, dejando atrás dos trimestres consecutivos de contracción –de 1,8% y 0,2%, respectivamente–.

La construcción fue uno de los sectores menos afectados a raíz de la crisis, con un incremento de su actividad de 0,8% y 0,9% en el primer y segundo trimestre del año, respectivamente.

Repunte. En comparación con igual trimestre del año anterior, tanto el sector interno como externo contribuyeron a la expansión de la economía en el período abril-junio. Aun así, el crecimiento se moderó fuertemente en comparación con anteriores mediciones.

Mientras que en el primer trimestre del año la economía creció 3% en términos interanuales, durante la segunda mitad del semestre el incremento de la actividad fue de 0,2%.

El consumo interno y las exportaciones crecieron a tasas de 1,6% y 0,9% respectivamente, compensando el fuerte retroceso de la inversión (12,2%). En tanto, el retroceso de las importaciones de 20,1% le dio un margen adicional al sector interno para su expansión. (Ver página 11)

Durante el primer semestre del año, la economía local acumula un crecimiento de 1,6% en relación a igual período del año anterior. Aun así, el PBI de la primera mitad del año se encuentra 1,9% por debajo del segundo semestre de 2008.

En términos anualizados, la economía creció 5% en promedio.