Economía: Mujica quiere ‘guardar para cuando falte’.

«VAMOS creciendo como balinazo, pero hay que guardar un poco para cuando falte», le dijo ayer Mujica al secretario general Iberoamericano Enrique Iglesias, ante la pregunta de «cómo venimos por casa». El mandatario señaló que «hay que resguardar la economía» para protegerse ante cualquier eventualidad.
La breve charla entre Mujica e Iglesias tuvo lugar ayer, luego de concluida la inauguración de las XXV Jornadas Anuales de Economía en la sede del Banco Central del Uruguay (BCU).
Tras el encuentro, Mujica declaró en rueda de prensa que «vale la pena difundir el mensaje de Enrique Iglesias tan profundo y sencillo» en el que pidió a los países de América Latina «evitar triunfalismos», pese a los buenos augurios económicos que se prevén para el país. «No tenemos el futuro asegurado, siempre puede haber algún imprevisto», afirmó Iglesias.
Sin embargo, Mujica recogió también la visión optimista de la economía sobre la que habló el ministro Fernando Lorenzo. «Comparto lo referente a la posibilidad de la economía uruguaya, pero también de los desafíos que tenemos por delante y no creo eso que porque hemos crecido un 10% estamos tocando el cielo con la mano», aseguró.
El optimismo cauto que pregonó Mujica basado en la capacidad de resguardar la economía se manifiesta en medio de recientes críticas de analistas económicos respecto al mesurado gasto que asumió el Estado en el proyecto de presupuesto quinquenal.
En tanto, los sindicatos públicos vinculados al área educativa reclaman más inversión de parte del gobierno. Frente a la «gran incertidumbre mundial de la que habló Iglesias, el presidente reivindicó además como prioridad de gobierno las relaciones comerciales con países de la región. «Lo que procuramos para defendernos mejor es tratar de mejorar la relación con los vecinos y nuestro principal cliente es Brasil. Ellos como nosotros no son perfectos pero son nuestros vecinos y en el mundo de hoy cada día se tiene que construir en conjunto», aseguró.
Al tiempo que recordó la importancia «de resucitar el Urupabol» y admitió que sueña «con la navegabilidad del río Uruguay y tal vez, por qué no, la navegación de la Laguna Merín», según dijo ésos son los desafíos que tiene por delante.
En los mismos términos se refirió Iglesias quien aseguró que «siempre es mejor unirse en bloque con la región que navegar solo. Hemos sido prisioneros de fórmulas muy solas, tratando de imitar a Europa, que no dieron resultados», indicó.
En tanto en relación a Uruguay, Iglesias destacó que «nos encontramos ante una gran oportunidad de crecimiento generada por la buena administración de la macroeconomía que emprendió el gobierno».
Para continuar el ritmo de crecimiento, el secretario iberoamericano recomendó evitar el sobrecalentamiento de la economía para evitar una explosión de la demanda y sobre todo ahorrar. Además resaltó la importancia de lograr «un shock» de productividad con políticas orientadas a promover la innovación, las nuevas tecnologías y la investigación científica.