EE.UU. admite negociar bilateralmente por ALCA

Estados Unidos tiene como prioridad que en 2005 esté constituida el área de libre comercio de las Américas (ALCA) y ese objetivo admite pasos intermedios como los acuerdos multilaterales y bilaterales, dijo ayer el embajador de ese país ante la Organización de Estados Americanos (OEA), John Maisto, quien también actúa como coordinador de su gobierno para la Cumbre Especial de las Américas a realizarse en enero de 2004 en México.

Maisto estuvo ayer en Montevideo, donde se reunió con el vicecanciller, Guillermo Valles y el director de Asuntos Políticos, Pablo Sader, y señaló que «si estuviera aquí alguien de la Oficina del Representante Comercial de Estados Unidos diría que en la ruta para llegar a 2005 hay varios caminos: bilateralmente, por medio de la Organización Mundial del Comercio, multilateralmente».

OBJETIVO. «Nuestro objetivo sigue siendo negociar y negociar bien para llegar a un ALCA para el año 2005», explicó. Estados Unidos pretende que en la Cumbre de las Américas no se caiga «en grandes declaraciones» y se apunte a compromisos concretos en materia de crecimiento económico con equidad, reducción de la pobreza, gobernabilidad democrática, transparencia, inversión en salud y educación, combate a la corrupción y reducción de la burocracia.

Maisto señaló como ejemplo que se debe apuntar a reducir a la mitad el tiempo necesario para conformar pequeñas y medianas empresas en América Latina, bajar el 12,5% que deben pagar los emigrantes que envían remesas de dinero a sus países de origen y mejorar el acceso al crédito de los sectores pobres.

En cuanto a la educación, dijo que «no es cuestión de tirar más dinero a la educación, lo que no quiere decir que no haya que destinarle más, sino de utilizarlo muchísimo mejor».

En cuanto al combate al «lavado» de dinero, sostuvo que Estados Unidos espera que los países del continente cumplan los compromisos contraídos, pero no quiso opinar sobre el grado en que Uruguay atiende los suyos.

«Los países tienen que determinar internamente cómo lo van a hacer», señaló con cautela el jerarca norteamericano.

ESCEPTICO. Tampoco quiso criticar al Mercosur ante la eventualidad de que negocie un acuerdo «cuatro más uno» con Cuba, pero se mostró escéptico.

«Cada país o cada grupo de países va a hacer lo que se le dé la gana, por supuesto. Pero una cosa es segura, el comercio con Cuba no es muy buen negocio. Estados Unidos le vende productos agrícolas, pero solamente al contado», comentó.

«Para Cuba, nuestro interés es una salida democrática sobre la base de elecciones y el respeto de los derechos humanos. Y no existe ninguno de estos dos casos en Cuba. Al contrario», advirtió.

Maisto fue embajador en Venezuela entre 1997 y 2000 y en Nicaragua entre 1993 y 1996. Fue también vicesecretario de Estado adjunto para Asuntos Centroamericanos, y fue ayudante especial del presidente George Bush y director principal para Asuntos del Hemisferio Occidental con la asesora de Seguridad Nacional, Condoleezza Rice.

En julio de 2003 fue nombrado coordinador de Estados Unidos para la Cumbre Especial de las Américas.