EE.UU. pide información sobre leyes ambientales y laborales

En ese mes se comenzará a perfilar cómo será el acuerdo que ambos países firmarán para profundizar el intercambio comercial, informó a El País el embajador ante el gobierno de Washington, Carlos Gianelli. Esa reunión seguramente será precedida de una videoconferencia entre ambas partes dentro de unos días.

Gianelli explicó que en la reunión mantenida el lunes en Washington entre técnicos de ambos países, los representantes de Estados Unidos informaron sobre las características de los acuerdos suscritos por su país con países como Perú, Colombia y Singapur y a su vez solicitaron copias del tratado de libre comercio que Uruguay suscribió con México para analizarlo.

Ese convenio fue suscrito durante el anterior gobierno, abarcó gran cantidad de temas y se considera que ha sido importante para mejorar las exportaciones uruguayas a México .

La delegación estadounidense también pidió información sobre la normativa uruguaya de defensa de la propiedad intelectual, de preservación del medio ambiente y laboral, contó Gianelli.

A nivel del gobierno se entiende que la normativa de propiedad intelectual y sobre compras estatales no serán obstáculos para la concreción de un convenio. También se estima que no habrá problemas para acordar en el tema de los servicios.

El diplomático comentó también que la reunión fue positiva y básicamente de carácter informativo y no se trató propiamente de una negociación. No está definido aún si lo que finalmente se discutirá será un tratado de libre comercio, lo que posiblemente se decidirá en octubre en Montevideo, señaló Gianelli.

GRUPOS. Ahora el gobierno uruguayo conformará cinco grupos de trabajo: uno para establecer una posición respecto al comercio de bienes, otro para el examen de la liberalización de los servicios, un tercero para acordar aspectos institucionales y fundamentalmente la solución de controversias, otro para estudiar temas vinculados a la propiedad intelectual y un quinto para analizar temas de asistencia y cooperación.

No se descarta, a su vez, que la negociación se estructure en torno a esos mismos grupos, señaló el embajador.

Estos grupos son los que habitualmente se conforman para estudiar tratados de libre comercio. Casi no habrá necesidad de analizar asuntos vinculados a la normativa sobre inversión. Esos aspectos ya fueron incluidos en el tratado de protección de inversiones que se apresta a aprobar el Congreso de Estados Unidos, recordó Gianelli.

El diplomático señaló que hay varias agencias del gobierno estadounidense participando de estas conversaciones y destacó que en el encuentro se habló “con mucha claridad”. La reunión del lunes se desarrolló en el edificio donde están las oficinas de la representante comercial del gobierno de los Estados Unidos, Susan Schwab. La delegación uruguaya fue encabezada por Gianelli, por Darío Saráchaga, asesor en política comercial del Ministerio de Economía y Finanzas y por Carlos Amorín, director general de Asuntos Económicos de la Cancillería a quienes acompañaban varios funcionarios de la embajada en Estados Unidos.

Los principales impulsores de un acuerdo de libre comercio con Estados Unidos dentro del gobierno uruguayo son el ministro de Economía, Danilo Astori, el de Industria, Jorge Lepra y el de Turismo, Héctor Lescano. Pese a que el ministerio de Relaciones Exteriores participa en estas reuniones preliminares, el canciller Reinaldo Gargano ha dicho en varias oportunidades que para su cartera un acuerdo de libre comercio con Estados Unidos no está en la agenda de su cartera.

De todas formas, el propio presidente Tabaré Vázquez ha dicho que el gobierno no dudará en firmar un convenio de esas características si eso permite incrementar las exportaciones locales hacia aquel país. El Ministerio de Ganadería, por su parte, ha emitido informes técnicos escépticos respecto a la conveniencia de un acuerdo de libre comercio.

En el gobierno existe la intención de recabar el asesoramiento de técnicos de Chile, México y Vietnam, todos países que firmaron acuerdos de libre comercio con Estados Unidos.

CIFRAS. Durante mayo, ese país continuó siendo el principal mercado de las exportaciones uruguayas aunque cayó frente al mismo mes de 2005, según datos de la Cámara de Industrias del Uruguay. Los embarques a Estados Unidos registraron una caída del 19%, en tanto que las ventas a Brasil (segundo destino en importancia) y Argentina (tercer mercado) aumentaron 17 y 24%, respectivamente en mayo.

Dentro de las exportaciones a Estados Unidos predominan ampliamente las de carne. Uruguay puede exportar al país norteamericano 20.000 toneladas anuales sin pagar aranceles. Los embarques por fuera de esa cuota pagan un arancel de 23,6%. Este año está previsto que las empresas uruguayas desembolsen U$S 100 millones en aranceles para colocar carne. Uruguay quiere mejorar la colocación del producto en ese mercado y también ampliar las posibilidades de otros rubros como los lácteos y el software, rubro que hasta ahora casi no ha logrado vender en el mercado estadounidense sus productos.

El gobierno del presidente George Bush puede, hasta junio de 2007, hacer uso del “fast- track”. Se trata de una prerrogativa que le permite presentar al Congreso tratados comerciales que los legisladores solamente pueden aprobar o rechazar, pero no modificar en ningún aspecto.

En 2005 Uruguay exportó U$S 761 millones a Estados Unidos, lo que representó una suba de 32% frente a 2004. En los cuatro primeros meses de 2006 las ventas se ubicaron en U$S 205 millones lo que supuso una caída de 11,6% frente al mismo lapso de 2005.