EEUU espera cambios en Uruguay para profundizar diálogo comercial

Adistintos niveles, Uruguay y EEUU persisten en su intención de profundizar su relación comercial apoyada jurídicamente en un tratado de Protección de Inversiones Mutuas y el acuerdo TIFA (Trade Investment Framework Agreement).
Ese acuerdo firmado en enero fue el camino elegido luego que quedara a un lado el inicio de negociaciones para un Tratado de Libre Comercio (TLC) que algunos a nivel del gobierno de la izquierda y casi todos en el sector empresarial apoyan casi sin condiciones.

La administración del presidente George Bush sigue enviando señales al gobierno de Vázquez, con el que tiene mejor sintonía en el Mercosur, y toma como “un espectador” que sigue de cerca la “puja interna” que se da en el gobierno del Frente Amplio por la inserción internacional que sigue el país. También EEUU está expectante de lo que pueda ocurrir “en enero o febrero”, cuando se “sustancien cambios en el gabinete de Vázquez” dijeron a El Observador fuentes diplomáticas. “Hay que mirar esos cambios” que pueden traer nuevos vientos para la profundización de las relaciones comerciales, señalaron voceros estadounidenses.

Uno de los posibles movimientos puede ocurrir en la cancillería donde su titular, Reinaldo Gargano, es un firme opositor al TLC. En los hechos, el ministerio de Relaciones Exteriores casi no participa de las reuniones bilaterales con la potencia del norte, según lo reconoció el propio Gargano en una nota que remitió al Frente Amplio.

Mientras tanto, siguen los contactos entre gobiernos, en un año donde el relacionamiento tuvo un punto de inflexión en marzo tras la visita de Bush a la estancia oficial de Anchorena en Colonia.

Luego vinieron ministros, altos jerarcas de Estado y la semana pasada estuvo en Montevideo, Everett Eissenstat, sub representante de comercio de EEUU para seguir avanzando en el acuerdo TIFA, que abrió las puertas a los arándanos uruguayos y tiene en carpeta los cítricos y a la carne ovina.

Las delegaciones de ambos países mantuvieron un almuerzo y un encuentro de algo más de una hora “donde no se mencionó la palabra TLC” , dijeron a El Observador allegados a los negociadores. Eissenstat y John Veroneau, representante adjunto de comercio, fueron quienes junto a Gonzalo Fernández, secretario de la presidencia de Uruguay firmaron el TIFA el 25 de enero de 2007.

Ayer, el embajador de EEUU, Frank Baxter, acotó que la reunión por el TIFA “fue exitosa” y se agendó un próximo encuentro para fines del segundo semestre 2008.


Chao. Con ese trasfondo, la secretaria de trabajo de EEUU, Elaine Chao, que hoy disertará en Montevideo ante empresarios e industriales con negocios con EEUU, dijo ayer a la prensa que el TIFA es “un buen punto de partida” para ambos países. Al ser preguntada por El Observador sobre si es posible superar ese acuerdo y pasar a otro estadio, la jerarca respondió que “EEUU está comprometido con el TIFA y queremos que funcione. Después veremos”.

También remarcó que si bien el “justo” y “libre comercio” es una herramienta para superar la pobreza, para algunos trabajadores de EEUU es perjudicial y en ese caso se les apoya con programas de asistencia como el pago de seguro de desempleo por 104 semanas, capacitación, pago de asignación familiar, transporte y el 65% de los costos de la cobertura de salud.


En casa. En el Consejo de Ministros del lunes 3 de diciembre, según informó el semanario Brecha, el ministro de Economía, Danilo Astori, planteó la necesidad de redefinir la política exterior del país, en un momento de crisis del Mercosur, abonado por el conflicto con Argentina.

En ese contexto, el presidente Tabaré Vázquez respondió que la inserción internacional corresponde ser analizada en el Frente Amplio, informó el propio Astori en un desayuno organizado por la Asociación Cristiana de Dirigentes de Empresa, el jueves 6.

El presidente de la Cámara Uruguay-EEUU, Horacio Vilaró, dijo ayer a El Observador que “es positivo que Uruguay revea su política de apertura al mundo” y no se quede con decisiones tomadas años atrás.

Vázquez en su última gira por Malasia, Vietnam y Nueva Zelanda, reclamó desde la ciudad de Hanoi “flexibilidad” al Mercosur para habilitar la negociación extra bloque para las economías más pequeñas.

El mandatario también dijo que el TLC entre EEUU y Vietnam es “una experiencia” y “una lección”.

El lunes pasado, el Ministerio de Economía informó a la Mesa Política del Frente Amplio sobre el estado de las relaciones comerciales con EEUU.