Ejecutivo baja impuesto a los créditos bancarios

Actualmente los préstamos que otorgan los bancos hasta siete años están gravados con una tasa de Imaba de 2% anual, mientras que aquellos concedidos a plazos superiores tributan 0,1 % anual. El decreto del gobierno establecerá que esa tasa mínima se aplicará a los créditos otorgados a plazos mayores a cuatro años (a períodos más cortos se seguirá tributando 2% de Imaba).

En el gobierno se entiende que esta medida reducirá el costo del financiamiento y que eso permitirá dinamizar el crédito bancario para ciertos sectores de la actividad económica. Las fuentes estimaron que el aumento de los préstamos compensará el efecto fiscal negativo por la reducción del Imaba a los créditos a mayor plazo.

Además, el gobierno decidió rebajar de 0,36% a 0,01 % la tasa del Impuesto de Control del Sistema Financiero (Icofisi) para los préstamos de una línea de créditos otorgada por el gobierno italiano y que se concederán a pequeñas empresas uruguayas a través de bancos locales.