Ejecutivo define qué hacer con feriados por la cumbre

Esta semana decidirá si limita la medida a la Ciudad Vieja, como dice un proyecto de senadores del Frente Amplio

El gobierno definirá esta semana si limita los feriados no laborables del 3 y 4 de noviembre a parte de la Ciudad Vieja y el Centro, donde se llevará a cabo la Cumbre Iberoamericana de jefes de Estado.

La semana pasada, los senadores frentistas José Korzeniak, Alberto Breccia y Alberto Couriel elaboraron un «borrador» de proyecto de ley donde se establece que en la zona de acceso restringido, limitada por el gobierno no habrá «actividad comercial, industrial ni de servicios». Dice, además, que los empleados que no trabajen en esa área (debido a la cumbre), cobrarán «como feriado no laborable».

Es decir, no trabajarán pero igual cobrarán su sueldo. La zona de acceso restringido está delimitada por las calles Andes, Uruguay, Florida, Soriano, Ituzaingó y Rincón. Comprende a parte de la Ciudad Vieja y una pequeña porción del Centro.

Breccia sostuvo que existen «serias posibilidades» de que la iniciativa sea aprobada y dijo que el tema se definirá en los próximos días. «Nada impide sacar una ley distinta, menos clásica», sostuvo Korzeniak. Y agregó que a los tres legisladores les pareció «más racional inventar una solución para que no haya que cerrar fábricas y comercios que no tienen nada que ver con la cumbre y están en barrios lejanos». El senador socialista admitió que el gobierno entiende positivo que los comercios estén «abiertos» en el resto de la ciudad, teniendo en cuenta el enorme movimiento que habrá entre el viernes 3 y el domingo 5 de noviembre.

OPCION. El otro proyecto manejado por el gobierno es el que fue anunciado originalmente. Ya está redactado: declara feriado no laborable el 3 y 4 de noviembre en todo Montevideo. En ese caso, las empresas deberán pagar «doble» a sus empleados si quieren abrir, lo cual ha despertado reacciones de las cámaras empresariales.

Formalmente, ese proyecto aún no habría ingresado al Parlamento y, entonces, podría recibir algunas modificaciones. Desde la Cámara de Industrias se afirmó que el sector industrial cuenta con 75.000 obreros en Montevideo, por lo que debería pagar 150.000 jornales «extra» para «abrir» los dos días.

La Cámara de Comercio y Servicios, en tanto, ha reclamado al gobierno que los feriados se paguen en forma «sencilla», para no provocar un costo mayor. Los cálculos de la gremial indican que los empresarios del comercio y los servicios tendrían que pagar en salarios U$S 2 millones por jornada, si todos los comercios y empresas abren sus puertas.

En la Ciudad Vieja, las mayores limitaciones serán en los horarios donde habrá actos oficiales de la cumbre iberoamericana. Esto es, el viernes 3 entre las 18.30 y la medianoche, el sábado 4 desde las 8.00 hasta la medianoche y el domingo 5 entre las 8.00 y las 13.00 horas, cuando comiencen a partir las delegaciones. Las restricciones también incluirán a los periodistas que cubran el evento.

Hay entre 1.500 y 1.800 reporteros acreditados. No se permitirá el acceso al Hotel Radisson -donde se alojará la amplia mayoría de los presidentes y se realizarán las sesiones centrales-, salvo para los fotógrafos y camarógrafos en algunas instancias.

También habrá controles de seguridad para quienes viven en la zona restringida de Ciudad Vieja, que serán previamente registrados. En esa área el sistema de contenedores de recolección de residuos será sustituido por los servicios de una empresa privada.