Ejecutivo revisaría aspectos de decreto sobre concesiones, según promotores de la reforma

El acto previsto frente a la sede de la Presidencia se llevó a cabo luego de que el secretario de la Presidencia, Gonzalo Fernández, junto al subsecretario de Vivienda, Jaime Igorra, accediera a entrevistarse con los dirigentes.
Sobre el decreto que interpreta la reforma como no retroactiva y mantiene en pie las concesiones, Fernández dijo que existen posibilidades de revisión dado que están estudiándose tres recursos de revocación presentados por la Comisión, el Partido Colorado y la empresa Uragua, que se encargaba del saneamiento y el agua potable de Maldonado hasta que se revocó su contrato por incumplimientos.
La dirigente de Ffose Adriana Marquisio, dijo que desde el gobierno se evaluó como «complicada» la posibilidad de hacer caer el contrato de la empresa Aguas de la Costa por la «abultada demanda» que podría entablar la empresa.
Como alternativa, Fernández propuso revisar algunas tarifas del servicio, planteo que fue rechazado por la Comisión.
Marquisio dijo además que será en el ámbito de la comisión parlamentaria, que también será integrada por la Comisión, donde se evaluará la viabilidad de la suspensión del decreto.
Según Marquisio, «debe darse un debate sobre el tema en la legislación nacional» y en caso de que sea llevado al escenario internacional «las empresas tendrán que documentar que no han ganado más de 30 veces de lo que estaba previsto».
De cualquier manera, la organización alertó que no cesará las movilizaciones porque «hay un proceso democrático avalado por el 65% de la población» que no está siendo cumplido.

«TABARÉ, CHUPATE ESTA MANDARINA»

Minutos antes de ingresar al Edificio Libertad, la marcha de aproximadamente 100 personas que portaban banderas y pancartas de sectores integrantes del Frente Amplio como el Movimiento 26 de Marzo y de otros por fuera de la orgánica de la izquierda como el trotskista Partido de los Trabajadores (PT), el Partido Comunista Revolucionario y la Corriente de Izquierda, se concentro en la puerta y desde una chata emitieron duros discursos y hasta algunos insultos.
El dirigente de Maldonado, Roberto Verde, que se identificó como «comunista arrepentido», fue duro con la ministra de Desarrollo Social, Marina Arismendi. «Le dieron la espalda al pueblo, dicen que son comunistas y no lo son. Tengo 20 años de militancia, me formé en el Partido Comunista pero no se lo voy a entregar a Arismendi», afirmó.
Por su parte, Luis García, de la Liga de Fomento de Manantiales informó que su organización «pagó una encuesta de opinión» que dio como resultado que en esa zona «en la que el gobierno dice que somos todos ricos hay un 64% de» personas trabajadores de las cuales un 10% esta actualmente desocupado».
Además, según García, este sondeo de opinión realizado por una empresa que el dirigente no identificó, arrojo que «el 88% de los frenteamplistas está en contra del decreto».
«Chúpate esta mandarina, Tabaré, vos que decís que tenes el 70% de aprobación», dijo el militante señalando hacia los ventanales de la Casa de Gobierno.