El 60% quiere mantener el Irpf v el 37% eliminarlo.

DIFÍCILMENTE un lema haya concentrado tanto la atención de un gobierno, como de la oposición y los medios de comunicación, como lo ha hecho el ya archifamoso Irpf. Para algunos, más que una piedra en el zapato del gobierno, esta reforma impositiva podría ser la causa que la izquierda pierda el gobierno en las próximas elecciones, aunque para oíros este ha sido el cambio más significativo y revolucionario que ha realizado el FA en el gobierno.
Los números indican que casi 6 de cada 10 uruguayos no pagan el impuesto y que quienes más han sido afectados son los estratos medios altos, principalmente profesionales universitarios que antes no pagaban nada. De acuerdo a encuestas de Interconsult, más de la mitad de la población, exactamente el 59%, se expresa en desacuerdo con el Irpf, con solo un 37%. que lo aprueba. ¿Sensación térmica? Puede ser, pero desde las propias filas del gobierno, así como desde los sectores sindicales, se ha insistido en realizar cambios en la estructura de este impuesto para bajar la carga impositiva. Finalmente, a LUÍ año de haberse instalado el mismo, él gobierno decide realizar cambios principalmente subiendo el mínimo no imponible, ¿como evalúan los uruguayos este primer año de aplicación del impuesto? ¿justicia social o voracidad impositiva? ¿Qué debería hacer el próximo gobierno con el Irpf? Son algunas de las preguntas planteadas por Interconsult en su última encuesta en exclusividad para Ultimas Noticias.

EL IMPUESTO

Si bien los números dicen que este nuevo impuesto no afecta a la gran mayoría de los hogares uruguayos, tanto porque no pagan nada o porque Pagan menos que antes, el hecho es que un 41% se siente perjudicada por este impuesto, mientras que casi la mitad afirma que no lo afecta y hay un 6% que incluso se ha visto beneficiado en relación con lo que pagaba antes. Si bien éstos resultados estarían contradiciendo los números del gobierno, de hecho expresan la percepción de la gente que finalmente determina su opinión sobre el Irpf.
Esto se expresa cuando analizamos las respuestas según el nivel socioeconómico del hogar de quien responde. Los sectores de menor nivel socioeconómico, presuntamente beneficiados por el Irpf, en más de una quinta parle afirman que el impuesto los ha perjudicado, aunque las dos terceras parles dicen no verse afectados y solo un 5% se siente beneficiado. Los sectores de mayor nivel socioeconómico se expresan como los más perjudicados (57%), mientras que los sectores medios se ubican en un aposición intermedia (37%, perjudicados). También existe el tinte político partidario tiñendo las respuestas, donde los votantes frentistas, más allá de su condición socioeconómica, son los «menos» perjudicados (38%), mientras que los simpatizantes de la oposición aparecen como los más perjudicados (41%). Pero con los últimos cambios introducidos por el gobierno, ¿no cambian las cosas? Fu realidad parecería que no es tan así. May una mayoría relativa del 47% que entiende que los mismos han sido insuficientes, contra la opinión del 45% que los ve como adecuados o suficientes. Lo más interesante es que quienes perciben estos cambios como suficientes, en mayor proporción son quienes no se sienten afectados por el Irpf, mientras que quienes sí se sienten afectados los consideran insuficientes.

¿QUE HACER CON EL IRPF?

Si bien al día de hoy parece haberse alcanzado una solución, que lógicamente no es del agrado de lodos, en la encuesta se pregunta sobre qué hacer con el Irpf ene] próximo gobierno. Un 37% opina que se debe eliminar totalmente, mientras que una tercera parte se muestra más moderada, demandando cambios en el mismo y un cree que el Irpf está bien así. Nuevamente, los simpatizantes de los partidos de oposición son los más proclives a eliminar el Irpf, ele acuerdo a la opinión del 48% de ellos, mientras que en filas del FA son más quienes creen que no debe cambiarse nada (44%). La postura contra el Irpf crece con el nivel socioeconómico del respondente.