El 95% de la mercadería falsa que entra al país está en tránsito

Se estima que el 95% de la mercadería falsificada pasa por Uruguay en tránsito y el restante 5% se comercializa en la plaza local.

La mayoría de esos contenedores siguen camino a Paraguay, que es el gran epicentro de América Latina de esos productos.

En Uruguay se incautan al año US$ 12 millones en mercadería adulterada, dijo el director de Jurídica de Aduana, Carlos Castillo.

Abogados que representan a decenas de marcas mundiales participaron del seminario Combate a la Comercialización de Productos Falsificados, organizado por el estudio jurídico Cervieri, Monsuárez & Asociados, y lamentaron que durante seis meses no existieron controles sobre la mercadería en tránsito.

La situación planteada en ese período hizo que la panameña Vanessa Vargas, representante de Channel, se viera obligada a enviar su reporte a la oficina de París con estadísticas cero sobre Uruguay. Vargas cuestionó que el país figure sin ninguna acción de interceptación de mercadería falisificada, pero señaló que esperaba que en el próximo informe eso se revirtiera.

De lo mismo se quejó la representante de Adidas, María Laura Perna. Al finalizar su intervención, dijo que la oficina regional de Adidas, con sede en Buenos Aires, había seguido con preocupación el impedimento que el ex juez de Aduanas había impuesto a la DNA y celebró que la situación se hubiera revertido.

De acuerdo con datos que lleva la abogada Virginia Cervieri, desde que Aduanas reinstaló la práctica de abrir los contenedores se inspeccionaron 15 y en la mayoría de ellos se detectó mercadería falsificada, sobre todo relojes y aparatos electrónicos de las marcas Nintendo y Sony.

Cervieri afirmó que en todos los casos intervinieron jueces penales y ordenaron la incautación de la mercadería adulterada.

Esa mercadería tiene luego dos destinos: se dona –después de quitarle las grifas– o se destruye. En esos casos no es posible procesar a nadie porque al tratarse de mercadería en tránsito sus responsables no se encuentran en el territorio nacional.

Por su parte, el consejero para asuntos económicos y comerciales de la Embajada de Estados Unidos, Jack Doutrich, dijo en el seminario que Uruguay está “en medio de una cadena de organizaciones delictivas internacionales vinculadas al tráfico de productos falsificados” y por eso es fundamental establecer controles en materia de tránsitos.

“El problema no es el pobre que hace changas en Tristán Narvaja, sino la seguridad de los ciudadanos”, afirmó.

Doutrich destacó que Uruguay es el único país de América Latina que no está en la lista negra por su poca colaboración en la lucha contra este tipo de delitos. Afirmó que gracias a los avances en su legislación, en 2006 el país fue excluido de las listas de la organización United States Trades Representative (USTR).

perjudicial. Medicamentos elaborados con cera de piso y pintura, celulares que explotan y pueden producir sordera, whisky que al cabo de un año de consumo produce ceguera y ropa que provoca alergia, son algunas de las consecuencias mencionadas de utilizar productos falsificados, dijo a El Observador el comisario Francisco Anadón, jefe policial de la seccional sexta y presidente de la comisión permanente de defensa de los derechos de la propiedad intelectual.

Participantes del seminario indicaron a El Observador que las principales marcas falsificadas que se comercializan en el mercado local son Quicksilver, Nike, Adidas y Levi´s. Mientras que de las que va en tránsito las más copiadas son Sony, Channel y Louis Vuitton. La ropa que se vende en Uruguay es traída de contrabando desde Buenos Aires de la feria conocida como La Salada, dijo Cervieri. Relató en su exposición los últimos procedimientos realizados en la feria del Control, en la de San Cono en Florida, la de Serrato, así como a un comercio mayorista en la Unión.

En lo que va del año, hubo 309 procedimientos por productos falsificados o por piratería, un total de 654 personas detenidas y 127 procesadas. Esa mercadería fue incautada en casi todas las ferias de Montevideo.

Anadón explicó que de los productos adulterados que se comercializan en Uruguay, predomina la ropa. En materia de derecho de autor, las películas truchas superaron a la música.

piratería. El funcionario del gobierno estadounidense dijo que su país aplaude la lucha de Uruguay contra la piratería. El comisario Anadón agregó que está ante un delito que ha crecido muchísimo, pero destacó como positivo que puede ser perseguido de oficio por la Policía, a diferencia de la violación a la ley de marcas que necesita la denuncia del particular afectado. “Ha crecido muchísimo la piratería de películas, música, software y juegos electrónicos, en ese orden”, afirmó el comisario.

Sostuvo que si bien antes lo que más se vendía era música, ahora las películas han pasado al primer lugar en una proporción de 30% a 40%.

Relató el caso de un hombre que había montado una empresa con su hijo por la cual vendían películas a $ 50 y además enviaban pop de regalo a los clientes, según lo promocionaban en una página web. Ambos fueron procesados por la Justicia penal.