El abasto de leche y naftas se puede complicar desde hoy

La semana pasada el sindicato suspendió transitoriamente el inicio de paros parciales de tres horas semanales por sector que había adoptado su Consejo Directivo como respuesta a la decisión de la cooperativa de pagar $ 1.500 a los capataces, adicionales a otros $ 1.500 que se pagará a la totalidad del personal en virtud del convenio salarial acordado en setiembre.

La suspensión de la medida fue para propiciar un entendimiento en la reunión que tendrá lugar hoy, pero según dijo a El Observador Jorge Panizza, presidente de la empresa, el Directorio no renunciará a la potestad de ejercer plenamente la dirección y gestión de la cooperativa conforme a las leyes vigentes. Modificar la decisión por la oposición del sindicato “es inaceptable”, señaló el presidente de la cooperativa láctea.

En tanto, el dirigente de la Asociación de Empleados de Conaprole, Roberto Galli, dijo a El Observador que si no se avanza esta jornada en la resolución de las diferencias “comenzaremos con los paros de tres horas semanales por sector”. El sindicalista advirtió que si además se verifican retrocesos en el relacionamiento con la patronal, los trabajadores subirán la apuesta y realizarán paros “de seis horas” por semana en cada sector, lo que podría complicar aún más el abastecimiento de leche a la población, el cual ya se vio resentido días atrás con el solo hecho de que los trabajadores suspendieron las horas extras.


Naftas. En tanto, la Asociación de Fleteros de Combustibles parará hoy desde la hora 8 para realizar una asamblea y decidir qué medidas gremiales adoptar en reclamo de que ANCAP aumente las tarifas que les paga por transportar combustible a las estaciones de servicio, algo que hace dos años que no ocurre, dijo a El Observador el presidente del gremio, Héctor Olveira.

El dirigente agregó que se podrían decidir paralizaciones de tareas u otras medidas que evitó precisar. El gremio reúne a unos 200 camiones de todo el país.