El Banco Central dejó sin efecto ajuste salarial a empleados del BDC

Además, las mismas fuentes señalaron que también se resolvió proceder «de inmediato» al despido de unas 200 personas.

En tanto, la Asociación de Empleados Bancarios del Uruguay (AEBU) defendió el ajuste salarial al señalar que concernía al proceso de despidos e indemnizaciones de los funcionarios del BDC. A su vez, la bancada del Partido Nacional había decidido el martes convocar al ministro de Economía, Alejandro Atchugarry y a las autoridades del BCU por dicho aumento. El senador nacionalista Luis Alberto Heber dijo en radio El Espectador que la suba «es de locos» en detrimento de los depósitos de los ahorristas y que «empaña la salida bancaria».

Pedido
En un comunicado, el MEF explicó que solicitó a la autoridad monetaria dejar sin efecto el aumento del 26% para los funcionarios del BDC. La cartera de Economía explicó que el administrador del banco liquidado «resolvió, como paso previo a iniciar el proceso de despido y envío al seguro de paro, liquidar el mes de julio de 2003 con un aumento salarial que estaba en suspenso desde agosto de 2002».

Aumento «injusto»
A entender de Heber si bien el incremento tiene que ver con el convenio colectivo vigente, éste «lo firmó el sindicato con la patronal en base a determinada proyección de la empresa» en otras circunstancias». El senador herrerista agregó: «Este es un banco liquidado -que se tendría que haber liquidado hace bastante tiempo y mantiene el 100% de los funcionarios» y además se cumple con el aumento de sueldo.

«No vemos que el Poder Ejecutivo tome una medida drástica en ese sentido», afirmó Heber. El senador consideró que «es muy injusto» que el aumento lo paguen los ahorristas porque «es dinero que se descuenta de la liquidación destinada a pagar a las colocaciones de los depositantes». La información que dispone la bancada del Partido Nacional fue obtenida a través de la comisión de representantes de ahorristas del Banco de Crédito por lo que pretenden tener una comunicación oficial sobre la situación de la entidad bancaria liquidada.

Justificación del gremio
El dirigente del sector banca privada de AEBU, Juan José Ramos señaló -en declaraciones a radio El Espectador- que «ese aumento durante un año no se otorgó porque se había quedado en que en el momento en que se produjera el proceso de liquidación cuando se pagara los despidos».

Además, Ramos afirmó que llama la atención que el senador Luis Alberto Heber ignore esos cálculos. «Estas declaraciones del senador Heber llaman poderosamente la atención. Habría que revisar ahora, después de tantos años, cuando se decía que la venta del Banco Pan de Azúcar no le provocó pérdidas al Estado (…) están contabilizadas, están verificadas por las auditorias correspondientes», sostuvo el dirigente.

(Observa)