EL BROU terminó de dejar atrás los coletazos de crisis de 2002

Con eso «se cancela el último de los factores que todavía estaban pendientes de la crisis del 2002. Ya no hay más nada de la crisis de 2002 pendiente de cancelación en el banco», dijo a El País el presidente del BROU, Fernando Calloia.

Los certificados que había emitido República Afisa por sus tres fideicomisos eran por un monto total de US$ 456 millones. A República Afisa le quedaban a abril saldos a pagar por US$ 39 millones de esos US$ 456 millones, los que canceló en forma anticipada ya que los plazos para pagar los certificados vencían el 30 de diciembre de este año, el 30 de junio del 2009 y el 31 de diciembre de 2009. El pago se hizo con la recuperación de los créditos de más difícil cobro.

«El proceso de recuperación fue muy bueno, muy exitoso», ya que ocho meses antes, 14 meses antes y 20 meses antes de lo previsto se pagaron esos certificados», señaló Calloia.

Como consecuencia de la crisis económica y financiera de 2002, esos créditos habían sido transferidos a tres fideicomisos que administra República Afisa. Ésta emitió certificados de participación al Banco República por el valor contable de los créditos, que es menor al valor nominal de los mismos.

República Afisa tenía un cronograma de pagos de esos certificados que «fue garantizado por el Estado para que esos certificados pudiesen contabilizarse en el activo del banco sin requerir previsiones de ningún tipo», explicó Calloia.

«Es como si alguien dijera: `dame tus créditos morosos y yo te doy un certificado de participación porque no te puedo dar un vale porque no sé cuánto voy a cobrar`. Al ser garantizados por el Estado, el activo del banco no se modificó por ese hecho», agregó.

HISTORIA RECIENTE. El primer fideicomiso financiero se constituyó el 30 de diciembre de 2003 y se transfirieron a él deudas de más de US$ 100.000 de clientes categoría 5 (deudores irrecuperables) y de categoría 4 (deudores con capacidad de pago muy comprometida) con más de 150 días de atraso. El valor nominal de la deuda transferida eran US$ 1.121 millones y el valor contable (lo que se compromete a recuperar) de US$ 389 millones.

En el primer semestre de 2004 se creó el segundo fideicomiso, al que se transfirieron créditos de clientes categoría 5 con deudas mayores a US$ 50.000 y hasta US$ 100.000 y «toda la cartera castigada que el banco poseía al 30 de junio de 2004 y las (deudas por) tarjetas de crédito», contó Calloia. Ese fideicomiso tenía un valor nominal de US$ 97 millones y contable de US$ 25 millones.

El tercer fideicomiso se constituyó en diciembre de 2004 por deudas de hasta US$ 50.000 con atraso mayor a 150 días. El valor nominal de las mismas era de US$ 108 millones y el valor contable fue de US$ 42 millones de dólares.

A partir de esos valores de los certificados que totalizaban US$ 456 millones, se estableció un flujo de fondos que vencían en el fideicomiso 1 el 31 de diciembre de 2008, el 2 en junio de 2009 y el 3 en diciembre de 2009. Ya al mes de diciembre de 2004, los saldos a recuperar de esos certificados eran de US$ 371 millones. A fines de 2005 eran de US$ 240 millones y a fines de 2006 quedaban saldos por US$ 135 millones.

En ese momento el BROU canceló la garantía del Estado, «con lo cual se dio de baja del activo del banco esos US$ 135 millones», afirmó Calloia. El Estado a través del Ministerio de Economía era la garantía de la deuda si los fideicomisos no podían pagar los certificados.

Pero la recuperación de los créditos por parte de República Afisa continuó y es así que a fin del año pasado quedaban sólo US$ 39 millones de los que se había comprometido a recuperar. Esos US$ 39 millones fueron cancelados en abril de este año.

«Ahora, lo que queda (por recuperar) ya no va a saldar los certificados, sino que va directamente a utilidades del banco. La recuperación prevista fue cumplida, lo que queda está por encima de lo previsto», señaló el presidente del BROU.

Consultado acerca de si hay posibilidad de recuperar algo de los créditos que aún permanecen en los tres fideicomisos, Calloia aseguró que «todos los meses» se siguen cobrando créditos remanentes. De hecho, esa recuperación ya se refleja en las ganancias del BROU (ver nota aparte).

«Ya habíamos devuelto todos los depósitos en el 2005, después se canceló la garantía del Estado y ahora anticipadamente los certificados. Todas las repercusiones de la crisis de 2002 dejaron de existir», afirmó.

La cifra

456 Son los millones de dólares que se había comprometido recuperar República Afisa de los créditos en mora del BROU.

Recupero explica ganancias

El Banco República acumuló ganancias por US$ 41 millones en el primer cuatrimestre del año. En 2007, el BROU logró ganancias por US$ 113 millones (en el año previo habían sido de US$ 91 millones). El presidente del BROU, Fernando Calloia, había dicho a El País que en 2008 no se iba a lograr «ese nivel de rentabilidad, porque estuvo muy afectado por la recuperación de créditos fideicomitidos».