El clima se enrarece y se agregan dificultades para acuerdo por las plantas

La decisión de la Justicia argentina de no hacer lugar a un pedido del gobernador de Entre Ríos, Jorge Busti, de frenar el paso de los camiones con insumos para las empresas Botnia y ENCE, la negativa de Néstor Kirchner de aceptar que el diferendo con Uruguay se dirima en un tribunal del Mercosur, la posición firme de los piqueteros que mantienen el bloqueo en dos de los puentes que unen a ambos países y una denuncia de supuesta “coima” que involucra a una de las empresas que construyen las plantas de celulosa enrarecieron ayer el clima y dificultan la búsqueda de una solución, pese a los mensaje esperanzadores que en los últimos días habían enviado ambos gobierno del Plata. Además, la eventual reunión entre los presidentes Tabaré Vázquez y Néstor Kirchner en Santiago de Chile el próximo fin de semana, continúa siendo una interrogante.
Argentina comunicó al gobierno uruguayo que “no era pertinente” resolver en un tribunal de controversias del Mercosur el diferendo entre ambos países por la instalación de las plantas de celulosa. La decisión de Argentina determinará que no habrá una audiencia en ese organismo del bloque. Sin embargo, el gobierno uruguayo insistirá en acudir a los organismos del Mercosur y gestionará “una reunión política” a nivel de los países del bloque para tratar el asunto.

La Cancillería recibió ayer un comunicado del gobierno argentino en el que le comunicó la decisión de no asistir a una audiencia en el tribunal de controversias.

El canciller Reinaldo Gargano transmitió esa resolución al presidente Tabaré Vázquez durante los acuerdos ministeriales de ayer lunes. Vázquez aseguró que Uruguay buscará nuevos ámbitos en la órbita del Mercosur para resolver la polémica, dijeron fuentes del gobierno. El presidente sostuvo que el bloqueo que llevan adelante los ambientalistas no solo afecta a Uruguay sino a otros países, como Paraguay y Chile, porque no permite la libre circulación de los camiones de esos país.

Fuentes oficiales dijeron a El Observador que Vázquez analizará junto con los mandatarios de la región los pasos a seguir en el Mercosur. Vázquez inicia el viernes 10 una gira por el continente que incluirá Chile, Bolivia, Brasil, Venezuela y Paraguay.


Los cortes. Anoche, los ambientalistas argentinos, que han recibido fuerte presión del gobierno argentino y de Entre Ríos para que levanten las medidas para habilitar una solución al conflicto, resolvieron continuar con el bloqueo, informó Edgardo Moreira, uno de los manifestantes.

“Continuamos esperando un gesto del presidente Vázquez, que pasa por la suspensión de las obras por 90 días”, dijo Moreira.

El gobernador de Entre Ríos Jorge Busti, apostaba a que la Justicia de su país aceptara su pedido de impedir el tránsito de camiones con insumos para la construcción de las plantas.

Busti consideraba que si eso sucedía, era más fácil convencer a los ambientalistas que terminen con el bloqueo. El pedido formó parte de una denuncia que Busti presentó contra las empresas Botnia y ENCE por “tentativa de contaminación”.

Sin embargo, el juez federal de Concepción del Uruguay,
Guillermo Quadrini. rechazó la demanda. Esa decisión, que fue apelada por Busti, fue “un golpe en la nuca” para los ambientalistas y dificulta más una salida, dijo a El Observador Luis Molinuevo, uno de los manifestantes.

La Corte de Justicia de Argentina ya había rechazado intervenir en el conflicto.