El comercio advierte que ocupaciones violentan acuerdo suscrito con la OIT

La Cámara Nacional de Comercio y Servicios (Cncs) se sumó ayer a la polémica detonada entre las gremiales empresariales y el gobierno, a propósito de las ocupaciones sindicales de los locales fabriles o de trabajo.

Sin señalar responsables o casos concretos, la gremial libró un comunicado que pretende añadir doctrina a este debate en el cual los sindicatos sostienen que las ocupaciones forman parte del derecho sindical de los trabajadores y el gobierno que constituye «una extensión del derecho de huelga».

La institución sostuvo que de acuerdo a un pronunciamiento del Comité de Libertad Sindical de la Organización Internacional del Trabajo (OIT), la ocupación de los ámbitos de labor es incompatible con el Convenio Internacional del Trabajo N° 87 sobre la libertad sindical y la protección del derecho de sindicación.

La gremial añadió que ese Convenio ha sido ratificado por Uruguay, lo que quita respaldo jurídico a los que sostienen la legalidad de las ocupaciones sindicales de ámbitos laborales.

El comunicado transcribió el párrafo de una sentencia aprobada por el Comité de Libertad Sindical de la OIT, que puso en entredicho este tipo de medidas.

«El Comité desea señalar (…) que en virtud del artículo 8, párrafo 1, del Convenio N° 87: ‘Al ejercer los derechos que se les reconocen en el presente Convenio, los trabajadores, los empleadores y sus organizaciones respectivas están obligados, lo mismo que las demás personas o las colectividades organizadas, a respetar la legalidad’. En estas condiciones, el Comité deplora profundamente las acciones de ciertos trabajadores, que según el querellante constituyeron actos de carácter delictivo contra la libertad de las personas, la propiedad y la libertad de trabajo, así como amenazas y coacciones». La transcripción añadió que para la OIT «los derechos de las organizaciones de trabajadores y de empleadores sólo pueden ejercerse en un clima desr provisto de violencia, de presiones o de amenazas de toda índole contra los dirigentes y afiliados de tales organizaciones, e incumbe a los gobiernos garantizar el respeto de este principio».

«El Comité (de Libertad Sindical de la OIT) considera que la ocupación de fincas por trabajadores y otras personas, sobre todo cuando concurren actos de violencia, es contraria al artículo 8 del Convenio núm. 87», agregó el comunicado.

PREOCUPACIÓN

Las ocupaciones de locales de trabajo por parte de sindicatos están generando una creciente inquietud entre empresarios y gremiales patronales.

El presidente de la Cámara Nacional de Comercio y Servicios (Cncs), José Luis Puig, dijo a Últimas Noticias que el tema provoca desconcierto en el empresariado, debido a las posturas erráticas que adopta el gobierno.

«Un día se nos invita a un ámbito tripartito para dialogar sobre cómo sacar el país adelante, y otro día se adoptan decisiones unilaterales que nos deja de espaldas a cualquier negociación», dijo.

Puig aseveró que los constantes cambios de rumbo en la materia producen incertidumbre y dudas entre los empresarios.