El comercio derriba mitos y propone soluciones

La Cámara Nacional de Comercio y Servicios (CNCS) se propuso derribar algunos mitos relativos a la incidencia de su sector en la economía y la sociedad. Aprovechó además para realizar algunos planteos que en «nuestro carácter de institución más representativa del sector» vinculados a la promoción del empleo, a la necesidad de una visión nacional sobre que el comercio es un sector productivo; fomento de la formalidad y combate a la evasión; asegurar los derechos de trabajadores y empleadores en las negociaciones salariales.
El primer mito derribado por el economista José Luis Puig, presidente de la CNCS es que «para que crezca el empleo debe crecer la industria o la construcción». La realidad indica que la participación en el empleo privado del sector comercio y servicios fue en 2003 de 57,6%, la industria 16,4% y la construcción 8%.

El segundo mito indica que «es posible que en el comercio y servicio se creen empleos, pero éstos son predominantemente informales y con menor remuneración». En este caso, la realidad muestra que la informalidad en el sector es de 40,5%, y se encuentra por debajo de la industria (45,5%) y del total de la economía sin contar el servicio doméstico (44,8%).

En tercer lugar, se echó por tierra la idea de que «es necesario incentivar el agro y la industria porque son los únicos sectores generadores de divisas». Las exportaciones de bienes alcanzaron los 2.205,9 millones de dólares y las de servicios sumaron 900 millones, en 2003.

Finalmente, se abatió la idea de que «Uruguay es un país agropecuario», dado que la participación del sector comercio y servicios en el PBI de 2003 fue de 56%, mientras que la industria representó 19% y el agro 12%.

Planteos

La primera cuestión que la CNCS propone para lograr un necesario cambio cultural es «promover el empleo a través de la eliminación del Aporte Patronal del sector. Esta medida generaría un aumento de la ocupación de aproximadamente 20.000 puestos de trabajo, una reducción de 3 puntos de la tasa de desempleo total del país y llevaría a un incremento del empleo en el sector del 3,7%».

En segundo lugar, se aspira a «tener una visión nacional para todos los sectores de actividad y entender que el sector comercio y servicios es un sector productivo. Para ello se plantea la creación de una Comisión de Comercio y Servicios en el Parlamento, de modo de generar un ámbito de discusión especializado con el sector público».

Respecto al informalismo y el combate a la evasión, la CNCS propone realizar un trabajo conjunto con las distintas áreas-del Ministerio de Economía y Finanzas y otros organismos competentes, a fin de reducir la presión fiscal y la competencia desleal.

Finalmente, se pretende asegurar los derechos de trabajadores y empleadores en las negociaciones laborales. A tales efectos es imprescindible contar con un Estado mediador y neutral, con el objetivo de generar un ámbito de cordialidad y de equilibrio en las relaciones laborales.