El comercio exige exoneración de aportes

Ayer en un desayuno de trabajo el presidente de ¡a cámara, José Luis Puig, con datos sobre la mesa, reivindicó la importancia del comercio y los servicios en una charla que sugestivamente denominó «Derribando mitos».

CIFRAS. Puig señaló que el 55% del empleo total y el 57,6% del privado corresponde a este sector de la economía que paga mejores salarios, tiene menos informalidad que otros rubros, representa el 56% del Producto Interno Bruto (en 2003) y exportó USS 900 millones, que equivalen al 29% del total de montos enviados al exterior en 2004.

«Ha sido permanentemente discriminado. Paga el 76% del Impuesto a la Renta de Industria y Comercio que se recauda en el sector privado y el 74% de los aportes patronales de Industria y Comercio. Y no es incluido en los programas de crédito promocional, se focalizan en él las inspecciones estatales y se lo discrimina permanentemente en el otorgamiento de exoneraciones fiscales», se quejó Puig.

MITOS. El presidente de la cámara contrapuso la incidencia del sector que representa con otros mencionando que en 2003 explicó el 56% del producto cuando la industria equivalía al 16% y el agro al 12%.

Puig apuntó también a lo que consideró dos mitos: que es necesario incentivar el agro y la industria porque son los únicos sectores generadores de divisas y que para mejorar el empleo deben crecer la industria y también la construcción.

Con respecto al primero, señaló que los servicios generan exportaciones que en 2003 se ubicaron en U$S 900 millones y que el comercio y los servicios explicaron en ese año el 57,6% de los empleos, superando a la industria (16,4%) y ala construcción (8,0%).

Otra creencia sin sustento, dijo Puig, es que los trabajadores del sector comercio y servicios son informales y de baja remuneración. En este sentido, mencionó que en el total de la economía la informalidad es superior a la que hay en el comercio y también lo es a nivel industrial.

La remuneración por hora en los servicios y el comercio también es mayor que en el rubro manufacturero y en el conjunto de la economía.

Para Puig, resulta imperioso fomentar la formalidad v combatir la evasión, reducir la presión fiscal y la competencia desleal y que en las negociaciones laborales el Estado procure ser mediador y neutral para que las relaciones entre trabajadores y empresas se desarrollen con cordialidad y equilibrio.

La gremial cree que debería crearse comisiones de Comercio y Servicios en ambas cámaras del Poder Legislativo para generar un ámbito de discusión especializado sobre el asunto.

«Se debe tener una visión nacional para todos los sectores de actividad que suponga la igualdad entre ellos y entender que el sector comercio y servicios es un sector productivo como los otros», enfatizó Puig.