El comercio se reactivó en el tercer trimestre

El estudio evidencia las restricciones de gastos en que incurrieron las familias durante la peor etapa de la crisis La mayor parte de los giros comerciales tuvieron un significativo crecimiento en sus ventas en el tercer trimestre del año con respecto al mismo lapso de 2002 y en los casos en que existe todavía una variación negativa esta es muy menor comparada con las tendencias de los meses anteriores, de acuerdo con la última encuesta de la Cámara Nacional de Comercio y Servicios del Uruguay. De todas formas, si se compara enero-setiembre 2003 frente a igual lapso de 2002 todos los giros muestran todavía una contracción. El comentario de la encuesta señala que hay un «relativo optimismo» de los empresarios sobre las perspectivas aunque los encuestados opinan que continúa un intenso proceso de sustitución de artículos de consumo por aquellos más baratos y sobre todo de origen nacional. En muchos casos se detecta un incremento de la facturación en dólares como consecuencia de la importante desaceleración en la evolución a la suba del tipo de cambio en el tercer trimestre del año. Los empresarios valoran positivamente las jornadas de estacionamiento libre en el Centro montevideano y marcan su preocupación por la creciente presencia de la competencia informal. La encuesta abarcó a aproximadamente 200 empresas e informa sobre las variaciones reales de ventas. La encuesta incluye también información elaborada por la empresa Mercoplus que desarrolla un seguimiento de la actitud de los consumidores. Algunas de las conclusiones a que llegó esta empresa son: el 29% de los hogares no compró calzado entre abril de 2002 y abril de 2003, los supermercados siguen siendo el más importante canal de comercialización en Montevideo aunque han perdido incidencia, la mitad de los consumidores compra artículos de tocador y perfumería más baratos y solamente el 2,5% de las familias cambió su auto entre abril de 2002 y abril de 2003. Además, el 60% de los hogares no realizó gastos de mantenimiento en el lapso mencionado y el 29% no compró ropa. El 97% de los hogares no adquirió computadoras entre junio de 2002 y el mismo mes de 2003 y en el 39% de las familias con automóvil se redujo la utilización del mismo. Se detecta también un abandono de los productos como la comida pronta y los productos instantáneos que habían crecido fuertemente en la década pasada. Por otra parte, cae la afiliación a las emergencias médicas, las mutualistas y a los cursos de computación e inglés. A pesar de la fuerte incidencia de los supermercados se nota una creciente tendencia a la venta en autoservicios y supermercados. Estarían incidiendo la cercanía a los hogares de estos comercios, el horario extendido de muchos de ellos que en algunos casos permanecen abiertos todo el día, un mayor cuidado en estos establecimiento en la fijación de los precios, en algunos casos la posibilidad que tienen de realizar ventas fraccionadas, los sorteos y promociones que efectúan y las entregas a domicilio. La tendencia a la menor cantidad de ventas en supermercados parece más marcada en productos de limpieza, refrescos, pan y bizcochos y fundamentalmente frutas y verduras. Cabe destacar que las importaciones de los comercios comenzaron a subir en el tercer trimestre frente al mismo lapso del año pasado con la excepción de Calzado. Lo hicieron 14,6% en Bazares, 122,4% en Electrodomésticos, 21,8% en Ferreterías, 85,4% en Opticas, 59,4% en Tocador, Cosmética, Perfumería y 21,8% en Repuestos y Accesorios.