El crudo de Texas fija nuevo récord al cerrar a U$S 54,76

El temor a que la oferta de gasóleo de calefacción durante los próximos meses sea insuficiente para atender al incrementó de la demanda que se prevé en Estados Unidos, fue el factor principal que empujó a los precios del crudo y del gasóleo hasta niveles máximos.

El precio de los contratos para noviembre de Petróleo Intermedio de Texas se incrementó en 1,12 dólares o un 2 por ciento respecto a la sesión anterior y estableció un nuevo máximo en Nueva York.

El precio de este tipo de crudo tocó los 54,80 dólares el barril (159 litros) durante la sesión y se ha incrementado en 2,25 dólares o un 4,2 por ciento en sólo dos sesiones, tras cerrar el martes a 52,51 dólares.

Los contratos de gasóleo también alcanzaron niveles máximos en sus precios y los que tienen prevista su entrega en noviembre finalizaron a un valor récord de 1,54 dólares por galón (3,7 litros), tras aumentar cinco centavos respecto a la sesión anterior.

Los contratos de gasolina para ese mismo mes finalizaron a 1,41 dólares por galón, después de sumar alrededor de un centavo al precio anterior.

«El mercado está claramente orientado por lo que ocurre con el gasóleo de calefacción», afirmó John Kingston, experto de la firma Platts, durante una entrevista en el canal financiero CNBC.

Los datos que difundió hoy el Departamento de Energía de EEUU (DOE) apuntaron a un retroceso de 2,5 millones de barriles en las existencias de productos destilados, que incluyen el gasóleo de calefacción y el diesel, cuando se preveía una caída de algo más de un millón.

Las existencias específicas de gasóleo disminuyeron en 1,2 millones de barriles y el total de 50 millones es casi un 10 por ciento inferior al nivel acumulado hace un año.
Kingston explicó que, de igual forma que las cifras sobre reservas de gasolina ejercen gran influencia en la tendencia de los precios del petróleo y otros productos hacia la primavera (boreal), así ocurre ahora con el gasóleo de calefacción.

El bajo nivel de reservas de este y otros productos destilados aceleraron la compra de contratos nada más divulgarse los datos y mantuvieron las contrataciones de crudo por encima de los 54 dólares durante prácticamente toda la sesión.

La Agencia de Información de Energía (EIA), que es la división analítica del DOE, informó hoy de que las reservas de petróleo aumentaron en 4,2 millones de barriles en la semana que concluyó el 8 de octubre.

El total acumulado, de 278,2 millones, es sin embargo un 3,6 por ciento inferior al nivel de igual periodo del año anterior.

El incremento en existencias fue muy superior al que esperaban los expertos, pero eso no fue suficiente para calmar la inquietud del mercado sobre la relación entre oferta y demanda.

Las refinerías aumentaron la producción de gasóleo y de otros productos destilados y se alcanzó una media diaria de 3,7 millones de barriles por día, pero no fue suficiente para acumular reservas, ya que la demanda se mantiene por encima de la de hace un año.

El descenso en la producción y en la actividad de las refinerías en el área del Golfo de México es otro de los factores que está impidiendo un incremento de las existencias, según los expertos.

La producción de crudo en esa región se mantenía hoy por debajo de la habitual, de 1,7 millones de barriles, más de cuatro semanas después del paso del huracán «Iván», que causó daños en algunas plataformas y conducciones submarinas.

Los últimos datos divulgados hoy por el Servicio de Gestión de Minerales (MMS) indicaron que la producción actual es inferior en 471.328 barriles o un 27,7 por ciento de lo habitual.

Esta agencia federal calcula que entre el 11 de septiembre y el 14 de octubre se han dejado de producir 19,8 millones de barriles, que representa un 3,2 por ciento del total anual, de alrededor de 605 millones.