El departamento también apunta a transformarse en un polo tecnológico

Una de las ideas es comprar Una política “clara y firme” para captar capitales “que hagan posible la instalación de inversiones genuinas” en Flores, es la base del bajo índice de desocupación que registra el departamento, según analizó en una entrevista con El Observador el secretario general de la Intendencia de Flores, escribano Ricardo Beroi. “El nivel de desocupación en 2006 fue del 6,9%, la menor de los últimos doce años en el departamento y las más baja de todo el país. Cuando esta administración asumió la gestión, la desocupación estaba en el orden del 16,9%”, dijo.

El funcionario subrayó que se pudo concretar la instalación del mayor emprendimiento agroindustrial para la región: los capitales ingleses de Breeder´s & Packers, en un emprendimiento conjunto de los gobiernos de Flores y de Durazno.

Por otra parte, el anuncio realizado en la última reunión de la Cámara Uruguaya de Telecomunicaciones avala y confirma el convenio para la instalación de un call center en Flores, con una capacidad de funcionamiento importante.

Berois informó que ya se están haciendo las remodelaciones adecuadas en un legendario centro social, quedando operativo a la brevedad.

“Apuntamos a transformar nuestro departamento en un polo de desarrollo tecnológico”, dijo.

También se refirió a la instalación de una planta de silos de última generación con una capacidad en el eje de las 20 mil toneladas, sobre ruta 57, a 10 kilómetros de la ciudad de Trinidad. La planta es propiedad de capitales argentinos asociados con empresarios locales.

Además se ha formalizado una propuesta de un consorcio privado para la concreción de un emprendimiento en Lagos de Andresito, con el objetivo de dotar a la zona de una infraestructura moderna de hotel, guardería náutica, renovada zona de camping con muelle y todos los accesorios para poder brindar un servicio de calidad. “El agroturismo en particular y el turismo en general son actividades integrales y centrales para el desarrollo local”, apuntó.

Existe también la propuesta de un empresario español para la construcción de un hotel en pleno centro de la ciudad de Trinidad, con un área superior a los cuatrocientos metros cuadrados de edificación.

Estos mismos capitales españoles -afincados en el departamentoestán desarrollando plantaciones de olivos para industrializar y exportar al viejo continente, habiendo construido en la ciudad de Trinidad dos complejos de viviendas, subrayó el secretario general de la Intendencia de Flores.

Destacó que el departamento está siendo “testigo” de la “permanente expansión de las empresas locales que en el ramo de la agropecuaria, turismo, metalúrgica y agroindustria viene exponiendo un desarrollo considerable que acompaña estos impulsos”.

“No siempre es necesario desembolsar dinero del municipio para generar inversiones. Cuando uno se propone generar confianza mostrando las bondades y ventajas comparativas del lugar, no es necesario una contraprestación, sino solo generar el clima propicio para que las inversiones se instalen en la región”, enfatizó.

Este clima para las inversiones se ha venido generando en los últimos años; algunas veces ofreciendo una contraprestación y otra simplemente creando el ambiente propicio para atraer capitales, hecho esencial para el desarrollo económico del departamento. “Detrás de las inversiones está el desarrollo y detrás del desarrollo está el trabajo”. Para alcanzar esto “es necesario el impulso y la creatividad de los gobernantes responsables para que se den estas condiciones”, dijo. Sostuvo que “la mejor medicina que produce una sociedad es la capacidad de tener siempre una actitud responsable ante cualquier desafío y descalificar las estrategias que buscan transferir a otro lado las soluciones que solo nosotros le podemos encontrar. De nosotros, y de nadie más que de nosotros, depende que podamos hacerlo”, sentenció.