El desempleo bajó en el segundo trimestre por menor oferta laboral y leve suba del empleo

Según los datos de la encuesta de hogares que divulgó el martes 5 el Instituto Nacional de Estadística, en abril-junio la tasa de desempleo se ubicó en 17,5% de la Población Econó! micamente Activa (PEA), un nivel similar al registrado en junio-agosto de 2002, cuando la actividad económica acusó el impacto de la crisis en el sistema bancario. Esa tasa era de 18,3% en marzo-mayo y se ubicaba en 15,6% en el segundo trimestre de 2002.
El número de personas desempleadas bajó en 11 mil en la última medición y 213.600 activos estaban en esa situación en abril-junio.

La reducción del desempleo en ese trimestre fue básicamente por la baja de la desocupación en Montevideo (de 18,6% en marzo-mayo a 17,2%), ya que el descenso en el interior urbano fue menor (17,9% a 17,7%). Esa medición se realiza en ciudades de más de cinco mil habitantes y no capta por tanto la situación laboral en las poblaciones más pequeñas y en el medio rural, donde se verifica una mayor demanda de personal por la reactivación del agro, según dijo ayer miércoles el ministro de Trabajo, Santiago Pérez del Castillo. Agregó que espera que se mantenga la tendencia a la baja del desempleo en los meses finales de este año, aunque estimó que la reducción no se! rá significativa y que ese indicador probablemente se mantenga por encima del 15% de los activos.
La oferta de trabajo – medida a través de la tasa de actividad- bajó de 57,9% en marzo-mayo a 57,6% en abril-junio, lo que representa a siete mil personas que dejaron de buscar empleo. Fue especialmente por la disminución de la oferta laboral en Montevideo (en el interior la tasa de actividad se mantuvo estable).

Al descenso de la desocupación en el segundo trimestre también contribuyó la mayor demanda de personal (la tasa de empleo aumentó de 47,3% en marzo-mayo a 47,5% en abril-junio}. Fue en parte por la contratación de operarios por industrias textiles y debido a la reactivación del Hipódromo de Maroñas, que ocupó personal desde meses previos a su apertura al público, a fin de junio.

Esa variación en la tasa de empleo indica que 4.250 personas consiguieron un trabajo y que en total la cantidad de ocupados era 1.010.000.

Actividad. La actividad económica c! ontinuó aumentando en junio, pero el ritmo de crecimiento se en-lentec ió. Según el índice ‘Líder’ elaborado por el Centro de Estudios de la Realidad Económica y Social (CERES), la actividad se incrementó 1,46% en junio, con relación al mes previo.

Desde febrero ese índice había registrado incrementos en la comparación con el mes anterior y las variaciones fueron cada vez mayores, pero en junio la suba resultó menor a la verificada en mayo (1,7%). El aumento en junio se dio principalmente por la recuperación de la demanda interna. Sin embargo, la encuesta de ventas de la Cámara de Comercio y Servicios mostró una panorama recesivo para la mayoría de los giros en el segundo trimestre del año, dijeron a Búsqueda fuentes de esa institución.

La demanda externa también empujó la actividad local, aunque la incidencia de ese factor fue menor debido a la desaceleración económica en Argentina.

Según CERES, la suba de junio estaría indicando que la recuperación del nivel de actividad que se registró en el primer trimestre del año, habría continua! do en el segundo y posiblemente también en el tercer trimestre.

En tanto, las exportaciones registraron un fuerte aumento -de 55,3%- en julio respecto al mismo mes del año anterior y el aumento fue de 9,7% desde principios de año, según los registros previos a la concreción de las ventas.