El despegue de China e India cambiará el panorama de la economía en dos décadas

Así lo afirmó Paul Krugman, especialista en comercio internacional y responsable de contribuciones clave a la teoría sobre las crisis cambiarias y el análisis de la política monetaria, en la ciudad española de Oviedo, donde hoy recogerá el Premio Príncipe de Asturias de Ciencias Sociales.

El catedrático estadounidense aseguró que con China y la India serán cuatro las ‘superpotencias’ mundiales, junto a Estados Unidos y la Unión Europea, aunque con la particularidad de que los dos primeros serán ‘pobres’ porque la renta per cápita de estos estados seguirá siendo baja.

También aseguró que la verdadera crisis del petróleo, «la grande», no ha llegado todavía y que se producirá más por cuestiones geológicas de agotamiento de los yacimientos que por razones económicas.

A su juicio, en la actualidad lo que hay es una ‘crisis mercantil’ derivada del hecho de que los productores subestimaron el potencial del mercado chino, aunque pronosticó una solución a corto plazo, en tres o cuatro años.

«Nadie es responsable de lo que ha sucedido porque el crecimiento chino ha tomado a todos por sorpresa», dijo Krugman, y consideró que en el futuro habrá un sistema monetario «bipolar» en el que el dólar y el euro tendrán un peso similar.

 Krugman se refirió a cuestiones internas de su país, aseguró que las desigualdades sociales se acentúan cada día más y criticó el sistema sanitario.

El economista aseguró que de todos los resultados posibles en los comicios estadounidenses de noviembre próximo, le ‘aterroriza’ la posibilidad de que el presidente y candidato a la reelección George Bush gane en unas elecciones ‘sospechosas’, lo que consideró que es bastante posible.

Paul Krugman lamentó que su país esté regresando a la década de los años veinte del siglo pasado y que camine hacia un modelo sin clase media y con más diferencias entre ricos y pobres.