El dólar cae y se amplía pérdida de la competitividad con Brasil. Analistas. Advierten por impacto que tendrá en el crecimiento económico

D. GUICHON / F. TISCORNIA

Brasil redujo su tasa de interés y se amplió la brecha con la que tiene Uruguay. Esto puede traer como consecuencia un mayor debilitamiento del dólar en el país frente al vecino y por ende problemas de competitividad.

«El daño para la economía es varias veces lo de Pluna», se «pone un riesgo relevante para la actividad económica en Uruguay» y «los problemas de competitividad con Brasil van a ser difíciles de revertir» fueron algunas de las frases de los economistas para referirse a la situación. Para reafirmar esa preocupación, ayer el dólar en Uruguay cayó 0,85% y operó en promedio a $ 20,257, mientras que en Brasil bajó solo 0,05% y cerró en 2,041 reales. En el mes, el dólar cayó 3,4% en el país y subió 0,64% en el vecino.

Con esas paridades y con la inflación en ambos países «el tipo de cambio real bilateral de Uruguay con Brasil, está en el nivel más bajo desde marzo de 2003», afirmó el economista Javier de Haedo.

Eso ha sido generado porque las políticas monetarias de Brasil y Uruguay son diametralmente opuestas en este año. A eso se suma que la inflación de Uruguay es tres puntos mayor que la de Brasil.

La profundización de la coyuntura más complicada para el país se verificó en la noche del miércoles cuando el Banco Central de Brasil decidió recortar su tasa de interés de referencia de 7,5% a 7,25%. La misma estaba en 12% hace un año. La baja ayuda a que el dólar en el vecino país no caiga tanto en un momento de debilidad global. Mientras, el Banco Central del Uruguay (BCU) elevó su tasa de interés a fin de septiembre de 8,75% a 9%, cuando estaba en 8% hace un año. En este caso, se refuerza una desvalorización de la moneda estadounidense frente al peso.

Eso lleva a que la paridad entre el peso y el real esté hoy en $ 9,90, lejos de lo que la consultora CPA/Ferrere denomina «zona de confort» donde la competitividad es buena.

«PEOR QUE PLUNA». Brasil es el principal mercado de destino de las exportaciones uruguayas y concentra el 20% del total. Una pérdida de competitividad con ese mercado, puede complicar a varios sectores que no tienen posibilidades de colocar sus bienes en otros.

«El real cayó hoy de los $ 10 en Uruguay. El daño para la economía es varias veces lo de Pluna, pero los políticos no interpelan ni dicen algo», dijo De Haedo en su cuenta de twitter.

«Estamos hoy por hoy aproximadamente 15% debajo de la media histórica en nuestro tipo de cambio bilateral con Brasil y a nuestro juicio, esto le pone un riesgo relevante a la actividad económica en Uruguay y para algunos sectores plantea desafíos importantes (ya sea por menor capacidad de exportar a Brasil como por mayor competencia de importados desde ese país)», afirmó a El País la gerenta senior de Asesoramiento Económico de Deloitte, Florencia Carriquiry.

«Y esto difícilmente cambie en los próximos meses a la luz de lo que viene siendo el comportamiento de las políticas monetarias en ambos países», agregó.

Para el gerente de Análisis Económico de CPA/Ferrere, Alfonso Capurro la baja de la tasa por parte del gobierno brasileño «es una señal que ratifica su defensa del tipo de cambio en 2 (reales por dólar)».

El economista dijo a El País que «los problemas de competitividad con Brasil van a ser difíciles de revertir» ya que Uruguay hace «recaer el ajuste (de la inflación) sobre la política monetaria y el tipo de cambio».

Agregó que entre septiembre de 2011 y julio de este año, las exportaciones a Brasil medidas en volumen físico cayeron 9,3% en forma desestacionalizada. «Uno no puede decir que hay atraso cambiario, pero sí estamos viendo caídas de exportaciones a Brasil en volumen físico». En ese período «Brasil se desacelera mucho y nosotros nos encarecemos» por lo que los dos factores juegan, analizó.

Para el socio de Vixion Consultores, Aldo Lema la «caída de competitividad con Brasil se debió a mayor inflación de Uruguay» ya que el real cotiza en el país a lo mismo que en 2003: $ 10. Carriquiry señaló que la inflación de 8,64% en Uruguay «deja muy poco margen para defender la competitividad».

En tanto, el jefe de la Asesoría Macroeconómica, Andrés Masoller dijo a la Secretaría de Comunicación Institucional de Presidencia que «hasta el momento no existe en el país un problema global de competitividad: las exportaciones están creciendo y hay una situación prácticamente de pleno empleo». Añadió que «las diferencias con situaciones pasadas (donde existía atraso cambiario) radica en que el sector exportador continúa creciendo, y no hay desequilibrios macroeconómicos».

Fuente: EL PAIS ECONOMIA 12/10/2012 Página 15