El dólar en plaza se disparó pese a intervención en Brasil

La intervención del gobierno brasileño en el mercado de cambios de ese país para frenar la suba del dólar, no hizo mella ayer en el afán comprador de los agentes en Uruguay. El dólar volvió a dispararse en Uruguay, mercado fuertemente ligado al país norteño, y atravesó la barrera psicológica de los $ 20, para alcanzar su cotización más alta en un año, exactamente.
El billete verde subió 2,25% en el promedio de la operativa interbancaria, hasta $ 20,385. Durante el mes de setiembre, la divisa estadounidense acumula una suba de 9,41% en la plaza local, con lo cual desanduvo por completo la baja registrada en los primeros ocho meses del año.

La incertidumbre respecto al porvenir de las economías desarrolladas se traslada a los mercados cambiarios y el mismo pánico que arrastra a las bolsas del mundo, lleva a los inversores a abandonar las monedas emergentes y guarecerse en el dólar.

Para frenar la escalada del billete verde, el gobierno brasileño decidió vender ayer US$ 2.715 millones en swaps cambiarios reversos -49% de la operativa-. Esos instrumentos permiten a las autoridades neutralizar parcialmente el exceso de demanda de divisa norteamericana, concentrada en el mercado de futuros.

Según fuentes del gobierno brasileño consultadas por el diario Folha de São Paulo, el objetivo de la medida es reducir la volatilidad de la divisa. La administración de Dilma Rousseff entiende que buena parte de la suba del billete verde en lo que va de setiembre no obedece a un cambio estructural en los fundamentos sino a la especulación de los agentes.

En el correr de la mañana, el real había escalado casi 5%, hasta más de 1,95 unidades por dólar.

Una vez que el gobierno salió al mercado, registró una caída a 1,84, con lo cual no solo revertía la suba del día sino también alcanzaba una baja de 1% respecto al día anterior. Sin embargo, a la tarde el billete verde volvió a subir en Brasil, hasta estabilizarse en el entorno de 1,9055 unidades por dólar, 2,29% por encima del miércoles.

En Uruguay, en tanto, la operativa fue al alza en toda la jornada. Los agentes de mercado consultados por El Observador señalan que la tendencia a la apreciación del billete verde es muy clara, que todavía hay espacio para una mayor corrección al alza, pero que nuevas medidas impulsadas por Brasil para moderar las subas, podrían repercutir también en Uruguay.

El analista Daniel Lussich, de la mesa de operaciones de Cambio Sir, dijo a El Observador que «con altibajos, el dólar seguirá respetando su tendencia».

Por otra parte, el responsable de la mesa cambiaria de uno de los principales bancos de plaza sostuvo que el componente especulativo se encuentra tanto en Brasil, como en Uruguay y también en el resto del mundo. Señaló que ante la perspectiva de una salida lenta y complicada de la crisis europea, los agentes apuestan por un período prolongado de incertidumbre.

«Si todos sabemos que el dólar tiene motivos para subir, compramos ahora y hacemos una ganancia», explicó. En lo que va de setiembre, el real se abarató 8,7% respecto al peso uruguayo, con lo cual el país está perdiendo competitividad respecto a su mayor socio comercial.