El Estado podrá intimar a desocupar

La cita textual corresponde al responsable de conflictos de la central sindical, Edgardo Oyenart, quien también destacó a El Observador “el reconocimiento” del movimiento sindical a “la concepción” del MTSS de considerar a la ocupación como modalidad de la huelga. Ese elemento surge del artículo séptimo del desestimado proyecto de ley de prevención de conflictos, que simultáneamente incluye una serie de pasos regulatorios respecto a la opción de ocupar, aspecto rechazado por el PIT-CNT.

La aceptación de ese ítem fue negociado por el gobierno con las cámaras empresariales a cambio de la “caída” del artículo segundo, que establecía la obligatoriedad de las empresas de informar previamente a los trabajadores acerca de eventuales reestructuras o ajustes en las plantillas.

Sobre la base de ese canje de contenidos, el ministro Bonomi había anunciado que dejaba por el camino el anteproyecto de ley y emprendía la vía del decreto, hasta tanto el “diálogo social” no generase las condiciones para consensuar una ley general de negociación colectiva.

Bonomi confirmó a El Observador que el texto del decreto sustitutivo, que “tiene nueve artículos”, excluye el sexto (no innovar mientras se negocia), el octavo (facultad del empresario de solicitar el desalojo mediante acción de Amparo) e incluye en el décimo (potestad del Ejecutivo de intimar a la desocupación) la precisión de proceder en los casos donde la salud y/o la seguridad de la población (o de parte de ella) esté en riesgo (vinculado a la esencialidad de ciertos servicios).