El FMI respaldó ‘prudencia fiscal’ del equipo económico


EL SUBDIRECTOR gerente del FMI, Murilo Portugal, se entrevistó ayer con el presidente de la República, Tabaré Vázquez, y el ministro de Economía y Finanzas, Danilo Astori. En los respectivos encuentros, Portugal alentó la prudencia fiscal que ambos actores del gobierno impulsan a través de la Rendición de Cuentas, al igual que la instrumentación de «reformas estructurales», algunas de las cuales ya están en curso. El representante elogió ampliamente la evolución de la economía uruguaya, y dijo que no se esperan grandes cambios en la situación mundial para los próximos años.
«Uruguay está en una situación muy favorable, con una economía que está en una recuperación muy fuerte desde la crisis de 2002. El crecimiento promedio es de 7%, que es tres veces el promedio del período anterior. El desempleo está en mínimos históricos y la reducción de la pobreza es importante, también las vulnerabilidades financieras se redujeron. Pienso que es una situación bastante positiva», dijo Portugal.
En cuanto a la relación con Uruguay tras la cancelación de la deuda con el FMI, dijo que sigue igual que en el pasado, en términos «muy positivos y constructivos». «Uruguay es un miembro del Fondo de muchos años, no necesita más de los préstamos, lo cual es muy positivo y nos deja muy satisfechos. Sigue como miembro del Fondo participando de los debates de la actualidad mundial», agregó.
El jerarca afirmó que no ve «amenazas» serias en el horizonte uruguayo, pero sí «retos» como el de continuar con las políticas fiscales prudentes y las reformas estructurales.
También pidió «eficiencia» como objetivo de la reforma del Estado que proyecta el gobierno.