El gobierno analizara políticas activas para sectores en crisis. Sindicatos.

En el encuentro la central sindical presentó una batería de medidas que entiende debe implementarse para reducir los efectos de la crisis global en el país y la creación de una comisión de alto nivel -integrada por el gobierno, los trabajadores y los empresarios- para monitorear el impacto de la situación externa en la economía local.

El gobierno se comprometió a estudiar las iniciativas y responder en un plazo de 15 días.

Los funcionarios que dialogaron con El País comentaron que también se coincidió en implementar políticas activas que mantengan a las empresas (en problemas por la crisis) y los puestos de trabajo.

No obstante, los informantes admitieron que el ministro interino de Economía, Andrés Masoller, subrayó que hay que estudiar las políticas activas cuidando el frente macroeconómico.

Las políticas activas pueden ser sectoriales u horizontales y apuntando a cuidar a los sectores que tienen mayor valor agregado, explicaron.

El ministro de Industria, Daniel Martínez, que también participó de la reunión admitió que uno de los puntos de coincidencia entre el gobierno y los sindicatos fue «buscar soluciones para los sectores más afectados por la (pérdida de) competitividad».

medidas. La central sindical propuso la posibilidad de convenir con las empresas que los envíos al seguro de paro en las empresas en dificultades sean rotativos, la promoción de una participación activa del Estado, una mayor inversión estatal, así como la reducción de la jornada laboral en los sectores afectados, acompañada de cursos complementarios que permitan la capacitación de los trabajadores.

Las fuentes oficiales puntualizaron que el planteo de reducción de horas del Pit-Cnt no es algo generalizado sino para las industrias más afectadas por la crisis.

Si bien se admitió que la iniciativa será estudiada por el gobierno, los funcionarios consultados subrayaron que su aplicación «tendría que definirse en un ámbito tripartito».

Para la central de trabajadores, es prioritario que la salida a la crisis se realice negociando mano a mano con los empresarios. «El Pit-Cnt planteó que antes de considerarse tomar medidas extremas se recorran instancias de negociación», dijo Ruben Villaverde, director del Instituto Cuesta Duarte, que asesora a la central obrera en temas económicos.

Otro aspecto planteado por los sindicatos es que las empresas que se vean favorecidas por exoneraciones tributarias, aseguren el mantenimiento de las fuentes laborales.

Villaverde sostuvo que «no sería lógico que si tiene exoneraciones tributarias, la primera medida (de una empresa) sea despedir gente» ante una potencial crisis. En previsión de estas situaciones complejas, se plantea la conformación de comisiones bipartitas (empresarios y trabajadores) o tripartitas (junto al gobierno) que actúen ante situaciones concretas generadas por la coyuntura económica.

empresarios. A todo esto, los empresarios no se muestran afines de implementar la propuesta planteada por el Pit-Cnt de reducir la jornada laboral para evitar envíos al seguro de paro, pero dicen que podría discutirse «caso a caso».

El presidente de la Asociación de Micro y Pequeñas empresas, Pablo Villar, dijo a El País que la solución a la crisis planteada por la central de trabajadores «es complicada porque no se pueden plantear cosas generales porque cada sector tiene un impacto diferente».

«En principio no lo vemos muy convincente ni adecuado pero hay que ver los matices y qué implica», dijo Villar.

Entre los empresarios no está claro si la propuesta del Pit-Cnt implica una reducción de la carga horaria conjuntamente con menores retribuciones o no.

El presidente de la Comisión socio-laboral Cámara de Industrias, Dimitrios Linas, dijo a El País que los trabajadores «primero plantearon la reducción de la jornada y después la posibilidad de usar esas horas para capacitación (…) Tienen que aclarar si hablan de baja de jornada laboral con rebaja de salario porque si es así hay empresas que no lo pueden implementar. Hay que analizar todo caso a caso», dijo Linas que recalcó «las empresas cuando toman medidas es para reducir costos y eso se tiene que contemplar en cualquier medida».

La Cámara de Comercio no ha analizado el tema hasta tanto no se presente formalmente. No obstante, el asesor de la gremial empresarial en relaciones laborales, Juan Mailhos, se remitió a la instancia de los Consejos de Salarios, cuando la reducción de la jornada laboral ya había sido propuesta por el Pit-Cnt.

«Lo único que yo digo como antecedente es que eso ya fue planteado en el Consejo de Salarios y que no prosperó en momentos en que el país tenía una economía más floreciente. No nos parece que ahora la solución sea trabajar menos», apuntó Mailhos.