El Gobierno cede para evitar más conflictos

En medio de la mayor ola de agitación sindical la estrategia del gobierno es atacar los conflictos «uno a uno», dijo a El País el secretario de Presidencia, Alberto Breccia. El funcionario se paseó ayer por la peatonal Sarandí sin saber que a pocos metros los funcionarios de las fiscalías ocupaban las instalaciones de la sede civil, la más grande de Montevideo.

Los trabajadores reclamaban un ámbito de diálogo con el gobierno para establecer la contratación de más funcionarios, capacitación y la «salarización» de un porcentaje de los timbres registrales que cobran.

Tras una fugaz conversación entre Breccia y los trabajadores, llegó con termo y mate bajo el brazo el secretario general del Ministerio de Educación y Cultura (MEC), Pablo Álvarez.

Saludó a los sindicalistas y en la vereda del edificio ocupado y con los canales de televisión emitiendo en vivo, les anunció que mañana los recibiría el director de Trabajo, Luis Romero, en su despacho.

«Ganamos», dijo en voz baja uno de los ocupantes. «El miércoles tenemos el paro de COFE, no podemos ir», acotó un dirigente de las fiscalías. «¿Cuándo les queda bien?», preguntó Álvarez. «Mañana (por hoy) sería ideal», apuntaron José Lorenzo López y otros dirigentes de COFE que acompañaban a los ocupantes.

A continuación Álvarez habló delante de los trabajadores con el Ministerio de Trabajo (MTSS) y luego se apartó para dialogar con el fiscal de Corte, Rafael Ubiría, que se encontraba en una gira por Paysandú.

«El director de Trabajo los espera, puede ir el Pit-Cnt, COFE y los que ustedes quieran. El fiscal de Corte también va a estar», afirmó Álvarez.

Horas antes los trabajadores habían anunciado su voluntad de ocupar otra sede fiscal si los desalojaba la Policía como sucedió en la Suprema Corte de Justicia el martes 23.

Consultado por El País, el fiscal de Corte señaló que las reivindicaciones de los funcionarios no dependen de su voluntad, sino que es el MEC el que debe responder. Y recordó que inicialmente, la Fiscalía de Corte hizo planteos presupuestales que no fueron tomados en cuenta por el Poder Ejecutivo.

En tanto, los judiciales amenazaban con lanzar la huelga si no surgía un aumento salarial que superara los $ 500 que ofrecía el gobierno para el período. Tras reunirse con senadores oficialistas, Sergio Núñez, secretario general de la Asociación de Funcionarios Judiciales del Uruguay (AFJU), anunció el cierre de un acuerdo satisfactorio.

El acuerdo establece que a partir de 2011 se duplicará el viático por alimentación, actualmente de $ 918; que se dará una mejora de $ 1.700 a los sueldos más bajos, actualmente de $ 13.000; y que luego habrá un aumento porcentual parejo para todos los funcionarios.

Los recursos para 2011 se obtendrán mediante una transferencia del Ministerio de Transporte y Obras Públicas, y del cobro de un timbre para salud que cobra el Poder Judicial y que quedó sin destino a partir de la incorporación al Fonasa.

A su vez, otro de los gremios en conflicto, el de los trabajadores de OSE (Ffose), alcanzó ayer un preacuerdo con el directorio del ente para la presupuestación de los funcionarios. Fuentes gremiales informaron anoche que las medidas sectoriales que se venían aplicando, quedarán sin efecto para el viernes 3, día en que la asamblea de Ffose avalaría el documento.

pendientes. Aún quedan focos de tensión para el gobierno a nivel de conflictos. Hoy el gremio de funcionarios de la Universidad de la República (Affur) activa un paro de 72 horas y la ocupación de la Facultad de Medicina por 24 horas, en reclamo de mayor presupuesto para la educación.

La movilización es una más de las que se anuncian para esta semana (ver aparte).

En este escenario, los transportistas de granos mantienen el paro que tiene decenas de camiones parados al costado en rutas del litoral. En Fray Bentos, donde hay cinco puntos de movilización, algunos camiones pudieron circular ayer escoltados por la Policía. Los transportistas afirman que no cortan la ruta y que sólo invitan a detener la marcha a los camiones.

En Río Negro, la Policía intentó ayer desactivar el paro de los camioneros instalados en la ruta 2 y La Capilla. Tras un cruce de palabras con los camioneros, los agentes se retiraron del lugar sin lograr su objetivo.

En la banca estatal también pueden reactivarse las medidas si el MTSS no cita a AEBU al ámbito de negociación para avanzar en una solución en el conflicto con el BROU.

El consejo del sector banca oficial de AEBU, que sesiona esta tarde, definirá los pasos a seguir aunque hasta anoche no había ambiente para paralizar el clearing de cheques. Ayer, los trabajadores se retiraron una hora antes del cierre.

El presidente José Mujica se refirió ayer a este conflicto. Elogió la gestión del presidente del BROU, Fernando Calloia, cuestionado por AEBU.

Mujica exhortó a descomprimir el conflicto. «Les pido que bajemos todos un poco la pelota al piso», expresó el mandatario a su regreso a Montevideo.