El gobierno dispuesto a vetar la creación del fondo de administración de activos financieros

El gobierno dejó saber su disposición a vetar un proyecto de ley aprobado ayer miércoles en general en el Senado con votos de la oposición que crea un fondo de administración de activos financieros para cobrar los créditos de difícil recuperación de los bancos quebrados -Caja Obrera, Comercial, de Crédito y Montevideo- y del Banco República (BROU), por considerar que retrotraería al país a la crisis financiera del 2002.
La iniciativa, que es impulsada por el sindicato bancario (AEBU) y por varias gremiales agropecuarias, fue aprobada anoche con los votos de los 12 senadores del Encuentro Progresista (EP-FA), el del Nuevo Espacio, y los siete del Partido Nacional, Se opusieron diez senadores colorados.
Hoy jueves el ministro de Economía, Isaac Alfie, y el presidente del Banco Central (BCU), Julio de Brun, comparecerán ante la Comisión de Hacienda del Senado para evaluar el proyecto.
La idea cobró impulso esta semana luego de que el candidato presidencial izquierdista Tabaré Vázquez respaldó al senador Danilo Astori en su oposición a un proyecto presentado el miércoles 3 por varios diputados del EP-FA para suspender hasta el 15 de febrero las ejecuciones por deudas con el sistema financiero. Varios senadores frentistas se proponían presentar una iniciativa similar en la Cámara Alta.
El candidato presidencial del Partido Nacional, Jorge Larrañaga, reclamó el viernes 6 a Alfie una solución administrativa para evitar el tratamiento parlamentario. Pero el lunes 9 varios ejecutivos de la banca comunicaron al ministro de Economía su oposición a una nueva «solución administrativa» y le transmitieron que cancelarían sus planes de inversión en Uruguay de aprobarse la suspensión de ejecuciones.
Consultado por Búsqueda, Alfie cuestionó el proyecto de creación del fondo de administración de activos financieros, aprobado en» el Senado. «Es peor aún que la suspensión de ejecuciones por ley», comentó.
El ministro formuló comentarios similares durante una reunión que mantuvo ayer miércoles con los miembros del Directorio del BROU a quienes anunció la voluntad del Ejecutivo de vetar la iniciativa si ésta recibe sanción legislativa y de retirar el aval del Ministerio sobre deudas por U$S 400 millones que el República pasó a principios de año a una administrdora de fideicomiso del propio banco. Sin ese aval, el BROU deberá previsionar esos créditos, para lo cual carece de fondos, a riesgo de caer en una situación de insolvencia.
Alfie sostuvo en la reunión que la aprobación de la iniciativa dejaría al país en una situación de crisis financiera similar a la que enfrentó en el 2002.
Fuentes oficiales dijeron que la creación del fondo aludido, que operaría como persona jurídica de derecho público no estatal, plantearía otros dos «serios problemas»: el pasaje de los créditos del BROU del actual fideicomiso al fondo que se crearía -una operación administrativamente compleja- y las eventuales demandas del consorcio al que esta semana el BCU adjudicó la administración de activos de los cuatro bancos en liquidación.
El jueves 5, el BCU adjudicó al consorcio Thesis Uruguay, integrado por una empresa mexicana y socios locales, la gestión de esos créditos por alrededor de U$S 500 millones. Estaba previsto que el contrato de adjudicación fuera firmado en los próximos días.
Ayer miércoles, representantes de ahorristas de los bancos en liquidación y de tenedores de Eurobonos emitidos por algunas de esas instituciones expresaron al Directorio del BCU su respaldo a la tercerización de la gestión de esos créditos y manifestaron su rechazo al proyecto que se discute en el Parlamento.
La iniciativa crea una administradora de activos financieros a la que se deberían transferir las carteras bajo gestión del fideicomiso del BROU y los créditos de los bancos en liquidación. El proyecto prevé que dicha administración esté a cargo de un Directorio de tres miembros que serían designados uno por el BCU, que lo presidiría, otro por el BROU y el tercero nominado por el Poder Ejecutivo a propuesta de los ahorristas de los bancos quebrados. Propone también crear una sindicatura con representantes de gremiales empresariales y de AEBU.