El gobierno gana tiempo con el TIFA y abre la negociación

A través de un acuerdo marco TIFA (Trade and Investment Framework Agreement), el Poder Ejecutivo se propone empezar negociaciones con la administración Bush en capítulos que fueron resistidos en la interna del Poder Ejecutivo cuando se planteó la posibilidad de ir hacia un Tratado de Libre Comercio (TLC).

Los detractores de ese tipo de acuerdo amplio temen que el TIFA sea el punto de partida para llegar a un TLC. De hecho, según fuentes oficiales consultadas por El Observador, no les convence que en el anexo del documento, que se firmará hoy a la hora 13 en Casa de Gobierno, se establezcan ítems de negociación como las “compras del Estado”, el “comercio de servicio” y los “derechos de propiedad intelectual”.

El texto del Acuerdo Marco sobre Comercio e Inversión establece en su primer artículo que los dos países promoverán “un clima propicio de inversiones en sus respectivos territorios” para “expandir y diversificar el comercio bilateral de bienes y servicios”.

En artículos sucesivos se propone la creación de un Consejo Uruguay-EEUU que se reunirá al menos una vez al año. La primera reunión será en el mes de abril y entre sus cometidos está “identificar oportunidades” para liberalizar el comercio y las inversiones, así como remover barreras comerciales.

El acuerdo no establece ningún mecanismo concreto de acceso al mercado, aspecto que se discutirá más adelante.

En Uruguay, la Cámara de Comercio binacional cuenta con un centenar de empresas adheridas, la gran mayoría de capitales estadounidenses.


Segundo puesto. Durante la crisis financiera de 2002, EEUU se convirtió en uno de los principales destinos para las exportaciones uruguayas, llegando incluso a ser el principal comprador de productos nacionales. Actualmente ese mercado se ubica en segundo lugar, detrás de Brasil.

En 2006, según datos de la Unión de Exportadores y el Instituto Uruguay XXI, las exportaciones a EEUU alcanzaron los US$ 521,9 millones. El principal producto de venta es la carne (US$ 263,7 millones) seguido de gasolinas (US$ 101,8 millones).

Luego los volúmenes exportados bajan: Pieles (US$ 24,1 millones); madera y carbón vegetal (US$ 23,4 millones); preparaciones de carne y pescado (US$ 20,2 millones) y productos lácteos y miel (US$ 18,5 millones).

En la lista, detrás de Brasil, que representa 14,56% de las exportaciones totales de Uruguay, y EEUU (13,03%), los mercados que más compran productos uruguayos son Argentina (7,54%), Rusia (5,66%), China (4,21%), Alemania (4,19%), Chile (4,11%), México (3,42%) y España (3,02%).

Las exportaciones a los socios del Mercosur entre enero y diciembre de 2006 fueron por US$ 994 millones (20,7% más que las registradas en 2005), mientras que las ventas a EEUU cayeron en 2006 32%. De todas maneras, la balanza comercial en el Mercosur es desfavorable a Uruguay mientras que con EEUU es superavitaria.

Además del TIFA que se firmará hoy con la potencia del norte, ambos países tienen un Acuerdo de Protección Recíproca de Inversiones, que entró a regir en noviembre, en tanto está vigente un Sistema Generalizado de Preferencias que otorga un tratamiento especial que facilita el ingreso de productos uruguayos al mercado estadounidense.