El gobierno instala hoy los Consejos de Salarios

El acto de instalación de las negociaciones tripartitas –a la hora 13:30 en la Torre de las Comunicaciones de ANTEL– contará casi seguramente con la presencia del presidente Tabaré Vázquez quien desde las 9 de la mañana estará reunido con todos sus ministros.

También estarán presentes los delegados representantes de las cámaras empresariales y del PIT-CNT que mañana comenzarán formalmente las negociaciones según el detalle que les entregará hoy el Ministerio de Trabajo y Seguridad Social (MTSS).

Los grupos por actividad –acordados en el Consejo Superior Tripartito y homologados por el MTSS– delimitaron que las negociaciones se realizarán sobre la base de 20 grupos en el sector privado, cinco en la actividad pública y tres del sector rural, donde por primera vez se realizan negociaciones salariales. Estos grupos a su vez están divididos en más de 120 subgrupos en los privados y seis en el ámbito rural.

Los trabajadores de los tres sectores acordaron reclamar un ajuste salarial a partir del 1º de mayo y establecieron que llevarán a las negociaciones una propuesta para fijar un salario mínimo de $3.000. Reclamarán además que tanto el Estado como los empleadores privados, reconozcan como una “deuda” el poder adquisitivo de los salarios perdido en el último quinquenio.

Los empresarios se muestran afín al inicio de las negociaciones aunque son cautelosos a la hora de aventurar qué resultado tendrán.

Las principales objeciones de las cámaras empresariales refieren a las diferencias salariales existentes entre los sectores nucleados por grupos de actividad y a la incompatibilidad de algunos de los grupos que quedaron conformados la que, aseguran, no facilitará el clima de las negociaciones. Varios empresarios de la industria, el comercio y los servicios advirtieron –el jueves 28 en declaraciones al semanario Búsqueda– que si en los Consejos se llegaran a establecer mínimos salariales muy superiores a los que pagan hoy, las empresas perderán competitividad y deberán despedir trabajadores o incluso cerrar. Por otro lado, los empresarios también retomaron las críticas y los reclamos por el valor actual del dólar, el que según entienden, genera atraso cambiario, en contra de la opinión del ministro de Economía, Danilo Astori. Al respecto, el representante de la Federación Rural en el Consejo Rural, Raúl Frigerio, dijo a El Observador que “no se trata de una cuestión de voluntarismo sino de que las cosas se puedan hacer o no. El Poder Ejecutivo es consciente de esto y lo reconoce cuando acepta la pérdida del salario real pero dice que no se podrá recuperar de un día para el otro”.


Confianza. En lo que respecta al gobierno, las expectativas ante el inicio de las negociaciones colectivas son alentadoras aún cuando quedan por resolver aspectos importantes como el plazo con el que contarán los subgrupos para llegar a acuerdos y la vigencia que tendrán los convenios alcanzados.

El director nacional de Trabajo, Julio Baraibar, dijo a El Observador que “se está ante un hecho histórico donde a partir de ahora se regularizará en forma seria el relacionamiento laboral entre sindicatos, empleadores y el gobierno”. Reconoció que hay sectores donde los salarios son muy bajos y opinó que los acuerdos “redundarán también en mejoras para el empresariado que proyectará sus negocios con paz sindical y con el capital de los trabajadores a favor”.